El PP insiste: «Ningún hospital se va a vender ni privatizar en la región»

El portavoz de Sanidad en las Cortes, Carlos Velazquez, dice que tiene más mérito quienes a diario trabajan que tres personas andando desde Manzanares para una foto en Toledo

CIUDAD REAL Actualizado:

Coincidiendo ayer con la llegada de un grupo de trabajadores del Hospital «Virgen de Altagracia» de Manzanares a Toledo, tras una marcha andando de 150 kilómetros, las declaraciones políticas no se hicieron esperar, al igual que los anuncios de movilizaciones de plataformas de otros hospitales, como el de Tomelloso.

Contundente fue ayer el portavoz de Sanidad del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Carlos Velázquez, al asegurar que «en Castilla-La Mancha no se va a privatizar ningún hospital público, sino que seguirán siendo públicos todos los hospitales del Sescam, ni se enajenan ni se venden».

Velázquez puso de relieve «el buen trabajo que se está haciendo desde la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales y también desde el Sescam, desde el primer día, poniendo orden y sentido común en lo que Lamata y Barreda habían convertido en «un desastre de dimensiones injustificables».

Para el parlamentario regional «tienen mucho más mérito quienes a diario trabajan, bien en nuestros hospitales o en la Consejería que está logrando que permanezcan abiertos nuestros centros sanitarios, que tres personas andando desde Manzanares para conseguir una foto en Toledo».

Evitarse el viaje

De forma irónica, aseguró que «quizá no hayan perdido el tiempo, porque el ejercicio es muy saludable, pero no deben preocuparse, porque el Hospital de Manzanares no se va a vender, si es que eso es lo que querían saber; pero se podrían haber evitado el viaje. Les animo a que se pongan a trabajar, como el resto de sus compañeros».

El diputado regional expresó su «respeto por todos aquellos que quieren lo mejor para su pueblo», pero también la «confianza de que nadie se deje engañar, precisamente, por aquellos que son el origen de los problemas, esos mismos que nos han dejado al borde de la bancarrota como región y como sociedad».

Recalcó que «la premisa del Partido Popular es garantizar una sanidad pública, universal y gratuita. Esa es nuestra propuesta y para cumplirla aportamos soluciones, mientras que ni el PSOE ni los sindicatos están planteando alternativas válidas a esta situación de quiebra. Basta ya de manifestaciones y de demagogia», sentenció.

Una opinión que se contrapone con lo que ayer manifestaba uno de los portavoces de la Plataforma en defensa del Hospital de Manzanares, alfonso Martín-Lara, quien advertía que la marcha hasta Toledo es sólo una de las medidas reivindicativas que han tomado hasta ahora y dijo que continuarán protestando hasta que el Gobierno regional «decida dar marcha atrás a su intención de privatizar el hospital manzanareño.

Otro de los portavoces, Agustín Sánchez, médico de Urgencias, valoró el «apoyo masivo» de la comarca de Manzanares en contra de la gestión público-privada y alertó de que la aplicación de este nuevo modelo de gestión provocará que se vea mermado el servicio como consecuencia de las restricciones económicas que aplicará la empresa que lo gestione.

Vaticinó de que «la empresa va a intentar ahorrar de donde sea y los usuarios lo van a notar en personal, medios y en el servicio».

Los miembros de la Plataforma en defensa del Hospital de Manzanares entregaron ayer 21.000 firmas en contra del nuevo modelo de gestión del centro.

Desde el PSOE, el responsable de Sanidad, Fernando Mora, volvía a mostrar su inquietud por la intención de la Administración regional de privatizar los hospitales. Unas declaraciones que hacía en esta ocasión en Almansa, uno de los centros sanitarios afectados por la gestión público-privada, junto al de Villarrobledo, también en Albacete, Manzanares y Tomelloso.

En la localidad almanseña, al igual que en Tomelloso, se ha convocado una manifestación el próximo domingo en contra de esta posible privatización.

El responsable socialista dijo que no existen razones objetivas para la privatización del hospital, ni siquiera de rentabilidad económica. «El derecho a la salud, el bien más preciado, no puede verse sometido a los vaivenes del mercado, y que la única rentabilidad que hay que obtener es la de carácter social y la de preservar la salud de los ciudadanos. Y solo la Junta puede garantizar, como hasta ahora se ha hecho, un servicio eficaz y de calidad», señaló. «¿Tiene precio la salud?», se preguntó.