La gestión del Hospital de Manzanares será privado después del verano
El Hospital «Virgen de Altagracia» de Manzanares fue construido hace 33 años y dispone de 108 habitaciones - ABC

La gestión del Hospital de Manzanares será privada después del verano

La Coordinadora en Defensa de la Sanidad Pública vaticina un futuro incierto en los hospitales

CIUDAD REAL Actualizado:

El alcalde de Manzanares Antonio López de la Manzanara, ha fijado para después del verano la culminación del proceso de paso a la gestión pública-privada del Hospital «Virgen de Altagracia», uno de los cuatro que pasarán a este modelo en Castilla-La Mancha.

En el pliego que se elabore se va a incluir el el proceso de cambio además de la cartera de servicios actuales, un calendario de inversiones que «de no ser por la inversión privada no se podrían realizar, puesto que el Sescam no dispone de partidas a tal efecto actualmente», asumió el edil.

El pliego, a juicio de López de la Manzanara, será una forma de «blindar» el hospital e impedir que pierda servicios, porque, además, «se habló también de la posibilidad de que se amplíe el radio de cobertura dando servicio a otras poblaciones cercanas como Daimiel o Villarrubia de los Ojos», matizó el Alcalde.

Para el regidor manzanareño, el cambio de modelo de gestión en el hospital de Manzanares dará una idea de cómo se va a sostener la Sanidad en Castilla-La Mancha, en España y en el resto de Europa, dado que los sistemas sanitarios actuales «no se sostienen».

López de la Manzanara señaló además que «los ajustes de personal no irán más allá de los que se podrían realizar en el propio Sescam con la actual situación económica». Con respecto al personal estatutario, aseguró que dependerá orgánicamente de un jefe de Personal que el Sescam mantendrá en este centro sanitario.

Sanidad Pública

A pesar de que el servicio seguirá siendo gratuito para el usuario de los hospitales de Manzanares y Tomelloso, la Coordinadora en Defensa de la Sanidad Pública de la comarca de Tomelloso manifestó que, tras el anuncio de la presidenta regional, se prevé «la desaparición de servicios y la pérdida de calidad asistencial». Ella misma asegura que con esta decisión, entre otras consecuencias, se trasladará la UVI móvil a Alcázar de San Juan, con lo que aumentará el tiempo de espera «con el peligro real para la vida de las personas». Según su punto de vista, una de las consecuencias será la selección al tipo de pacientes, «por lo que los mayores no serán atendidos en Tomelloso», y sobre todo que «aumente la lista de espera en más de seis meses en pruebas diagnósticas y habrá una fuga de profesionales de prestigio por las peores condiciones de trabajo».

La Coordinadora también vaticinó que se producirá una pérdida de consultas de especialistas, «Los centros de salud de Argamasilla de Alba, Socuéllamos, Pedro Muñoz y Tomelloso también se privatizarán, y aumentará el cupo de pacientes por médico de Atención Primaria, se reducirán las enfermeras, se colapsarán las consultas y habrá demora en las citas de consulta», añadió.

El transporte sanitario también se verá afectado según la Coordinadora, que aseguró que «habrá menos ambulancias y aumentará el tiempo de espera e incremento del gasto particular en transporte».