Aunque se cubren las vacantes, la región necesita 40 jueces

Aunque se cubren las vacantes, la región necesita 40 jueces

Ayer tomaron posesión once nuevos jueces con destino en la región, nueve de ellos mujeres

Actualizado:

ALBACETE

Todas las vacantes de plazas de jueces existentes hasta ayer en los juzgados y tribunales de Castilla La Mancha están completas, según confirmó el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, en el acto de toma de posesión de once nuevos jueces con destino a la región.

Sin embargo y a pesar de ser el de ayer un acto de «alegría y satisfacción», el presidente del TSJ C-M no dejó pasar la oportunidad para volver a reclamar la imperiosa necesidad de aumentar la plantilla judicial. «Es un mensaje que siempre me han escuchado», decía Rouco en declaraciones a los medios previas al comienzo del solemne acto, «Castilla La Mancha necesita 40 nuevos jueces y magistrados». Además de reivindicar más y mejores medios materiales, Rouco significó la necesidad de aumentar la planta judicial, aunque fue sensible a la situación económica que vive el país. Por eso, pidió que el Ministerio de Justicia «tome las medidas necesarias cuando la coyuntura económica lo permita».

Asimismo, se refirió a que el pasado año no se creó ninguna plaza nueva, por lo que deseó que en 2012 «se abra una puerta a la esperanza con algunas nuevas plazas judiciales que serían muy necesarias y que además tienen que dar salida a las promociones de jueces que están en la Escuela Judicial». Puso como ejemplo la de refuerzo que se ha creado en el juzgado de Illescas, en Toledo. «Esta podría ser una de esas 40 que necesitamos».

Por su parte, la vocal del Consejo General del Poder Judicial y delegada para Castilla-La Mancha, Concepción Espejel, comentó que desde su organismo se insiste al Ministerio en la necesidad de que se creen nuevas plazas «al menos don de supongan menos reembolso económicos» como las plazas por jubilación o las de los jueces de refuerzo que además «permiten mejorar el tiempo de respuesta».

Predominio de mujeres

De los once jueces que ayer tomaron posesión en el salón de plenos del TSJ, en Albacete, Rouco destacó que nueve de los once son mujeres y esto es «una corroboración del papel destacado de la mujer en la carrera judicial».

Este dato, destacó Rouco, «no se basa en paridades o en reglas formales, sino en el propio mérito y capacidad de las mujeres que se incorporan hoy a la carrera judicial».

Rouco advirtió a los nuevos jueces que llegan a la región «en momentos de dificultades, de escasez de todo tipo de medios materiales y personales», aunque la vocal territorial, Concepción Espejel, anunció que trabajarán con ilusión y harán una magnífica labor en órganos donde van a tener una carga de trabajo muy importante».

Los nuevos jueces de Castilla la Mancha van destinados a Ciudad Real, cinco de ellos; Albacete, cuatro; y a Toledo dos. En concreto, Ana Verónica Álvarez Toro se incorpora al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Valdepeñas (Ciudad Real); Raquel Chacón, al juzgado de instrucción número 3 de Hellín (Albacete); Alejandra del Pozo, con destino en el juzgado de instrucción número 1 de Daimiel (Ciudad Real) y Paloma Martín, que va al juzgado único de Alcaraz (Albacete).

También los jueces María del Carmen Neira, con destino en el juzgado de instrucción número 1 de Orgaz (Toledo); Fernando Páez, en el juzgado de instrucción número 3 de Illescas (Toledo); Jerónimo Pedrosa, al juzgado único de Almagro (Ciudad Real); Carmen María Rodríguez, con destino en el juzgado de instrucción número 1 de Almansa (Albacete) y Ana Isabel Rubio, con destino en el juzgado de instrucción número 3 de Tomelloso (Ciudad Real).

Isabel Sarrión ejercerá en el juzgado de instrucción número 2 de Villarrobledo y María Félix Torres, en el juzgado de instrucción número 1 de Tomelloso (Ciudad Real).

Estos once jueces tienen edades comprendidas entre los 27 y los 37 años y siete de ellos tienen menos de treinta años.