Ultiman el carril bici antes de las uvas para no devolver 500.000 euros

Se hará el proyecto inicial aunque el Ayuntamiento de Cuenca lo cambiará cuando tenga presupuesto

Actualizado:

CUENCA

El temor a tener que devolver casi medio millón de euros al Estado en un momento en el que las arcas municipales pasan una de sus peores etapas ha podido más que el deseo de cumplir uno de los compromisos electorales del alcalde de Cuenca Juan Ávila: levantar uno de los sentidos del carril bici de la Ronda Oeste. Hace unos días comenzaban las obras para terminar este proyecto que se quedó a medias durante la pasada legislatura de Francisco J. Pulido. La empresa adjudicataria trabaja mirando el reloj porque el proyecto tiene que estar terminado antes de las campanadas de fin de año. En caso contrario, el Ayuntamiento de Cuenca tendrá que devolver el dinero del Plan E que se destinó para su ejecución.

Sin embargo, el equipo de Gobierno del PSOE ha decidido de momento continuar con el proyecto inicial, es decir, pintar, señalizar y rematar la obra a pesar de que el pasado 17 de noviembre, el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Obras, Darío Dolz, dijo que se levantaría uno de los sentidos para recuperar más de 150 plazas de aparcamiento y por considerar la obra «chapucera». En ese momento aseguró que la retirada del carril, el más próximo a las viviendas y al nuevo Palacio de Justicia, comenzaría una semana después.

El objetivo era levantar y volver a pavimentar el tramo del carril bici que discurre desde la nueva rotonda de Villa Luz hasta la glorieta del agricultor. Es decir, eliminar casi 800 metros de asfalto rojo. Y todo con la cantidad que quedaba por consignar, alrededor de 120.000 euros.

El portavoz del grupo municipal Popular, Pedro José García Hidalgo, dijo ayer, a preguntas de los medios en el desayuno informativo del PP de Cuenca, que pedirán el expediente de este proyecto porque no les «cuadran» las cuentas. No conciben que primero se pretendiera levantar un carril, pintar el restante y rehacer la acera con los 120.000 euros que faltaban, y ahora se destine esa misma cantidad para solo pintar lo restante.

«Eso no cuadra», dijo edil popular, para quien «algo suena mal» y existe «algo raro en la financiación» del proyecto, sobre el que pedirán explicaciones.