Toledo acogerá el Centro de Formación del Profesorado

Se utilizarán las instalaciones de la Escuela de Administración

PILAR HERNÁNDEZ
TOLEDO Actualizado:

El Consejo de Gobierno dio ayer luz verde a la creación del Centro Regional de Formación del Profesorado de Castilla-La Mancha, que viene a sustituir a los centros que había en todas las provincias para racionalizar la estructura de la red institucional de formación, según indicó el portavoz del Gobierno regional, Leandro Esteban, que habló de este centro como un referente en el uso de las nuevas tecnologías y que representa una nueva estructura de la red de formación permanente del profesorado. El centro se implantará en las instalaciones de la Escuela de Administración Pública regional, situada en la capital regional.

Según Esteban, este centro funcionaba antes «de manera atomizada y dispersa» y a partir de ahora se pretende que contribuya a mejorar la calidad de la formación, con un menor coste, gracias al uso de las nuevas tecnologías, para sustituir la formación presencial por la formación a distancia. «Se trata de implantar un centro del siglo XXI, de futuro, para una educación del siglo XXI, también de futuro, basado en las nuevas tecnologías y el bilingüismo», afirmó el consejero.

El consejero explicó que podrán ser alumnos de este centro los docentes que realizan su función en Castilla-La Mancha, si bien también estará abierto al profesorado de las comunidades autónomas con las que se establezca un convenio de colaboración.

Crítica sindical

Con este acuerdo del Consejo, los Centros de Formación del Profesorado cerrarán sus puertas el 29 de febrero, según criticó ayer el sindicato STE; en concreto, se cerrarán 32 de los 33 centros como medida de ahorro del Gobierno.

«Si la medida ya era por sí sola un error, este final es el peor escenario posible», apuntó el STE, que se preguntó si «hacía falta tanta prisa que no podían esperar a que acabara el curso» o si el Gobierno regional «ha pensado en los problemas que estos cierres pueden suponer».

Otro de los acuerdos del Consejo de Gobierno celebrado ayer fue la firma de un convenio de colaboración entre la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas y la de Empleo y Economía, con el objetivo de desarrollar acciones de formación para los profesionales de la protección ciudadana.

Leandro Esteban dijo que lo que se pretende con este nuevo convenio es «dotar de un plus para que se obtenga una cualificación que habilite y reconozca estos cursos a lo largo y ancho de todo el territorio nacional».

Aquellos que realicen alguna de estas actividades podrán obtener un certificado de cualificación profesional, de acuerdo con el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales en el ámbito de la administración laboral y que, con carácter oficial, tendrá validez en todo el territorio nacional. Estas acciones van dirigidas a policías locales, vigilantes municipales, agentes de movilidad, bomberos, técnicos y voluntariado de protección ciudadana de Castilla-La Mancha. Para su realización, todos estos profesionales podrán acceder a las instalaciones de la Escuela de Protección Ciudadana.

El consejero también anunció la autorización del Gobierno de Castilla-La Mancha para la tramitación de cuatro expedientes de contratación para la conservación de las carreteras autonómicas, lo que se suma a los nueve proyectos presentados por la Consejería de Fomento días atrás. Las actuaciones se realizarán en Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.