Rouco pide crear 41 nuevas plazas judiciales en la región, 24 «muy necesarias»

En 2011, los jueces resolvieron 281.132 asuntos, un 1,6% más que el año anterior

MERCEDES MARTÍNEZ
ALBACETE Actualizado:

Que Castilla- La Mancha necesita más jueces y magistrados para hacer frente al aumento, cada año, del número de asuntos que quedan pendientes de resolución en los distintos órganos judiciales de la región, no es algo nuevo. Desde hace varios años, y siempre que el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJ-CM), Vicente Rouco, presenta la Memoria Judicial, recuerda la necesidad de incrementar la plantilla y planta judicial en la región, y más concretamente, para este año, la creación de 41 nuevas plazas judiciales de las que 24 son «muy necesarias», advirtió. Sin embargo, y puesto que en 2011 «no se creó ninguna plaza», es consciente de que esta situación no variará en 2012 pues «el horizonte económico de nuestro país aboca a que este año probablemente tampoco se creen nuevas plazas judiciales».

Así queda plasmado en el extenso documento que ayer fue presentado a la prensa y que indica, con cifras, el estado de la Justicia en Castilla-La Mancha, el trabajo realizado durante 2011, las necesidades y carencias y de qué forma se pueden mejorar.

Según el máximo responsable de la justicia en la región, algunas de plazas «prioritarias» deberían traducirse, como se plantea en la memoria, en la creación de un juzgado de violencia sobre la mujer exclusivo en Guadalajara, así como un juzgado de lo Mercantil exclusivo en Albacete, Ciudad Real, Guadalajara y Toledo o un juzgado de lo Social en todas las capitales de provincia, de forma urgente en todas menos en Cuenca. La necesidad de dos nuevos juzgados de 1ª instancia en Albacete, otro de Instrucción en esta misma circunscripción, así como nuevos Juzgados de lo Penal en Albacete, Ciudad Real, Guadalajara y Toledo capital, son también algunas de las «prioritarias» nuevas plantas judiciales que se reflejan en la Memoria Judicial del año 2011.

Oficina Judicial

Rouco planteó que, junto al aumento de la plantilla será «necesario» la inversión en infraestructuras, con la construcción de nuevos edificios judiciales como en Albacete, cuyo proyecto de Palacio de Justicia es de momento un proyecto, o nuevos juzgados para Guadalajara capital, Tomelloso, Illescas ó Talavera de la Reina.

También apunta que será necesario igualmente incidir en medidas modernizadoras, con mejores medios materiales y personales y la incorporación a la Justicia de las nuevas tecnologías. «Sólo así se podrá mejorar, y proyectos organizativos puestos en marcha durante 2011 como es la Nueva Oficina Judicial (en funcionamiento en Ciudad Real y Cuenca) podrán solventar las no pocas dificultades que han ido presentando durante sus primeros meses de andadura», concluye.

En este sentido, el presidente del TSJC-M comentó que su punto débil es el Servicio Común de Ordenación del Procedimiento, que funciona sólo en Ciudad Real y que está «mal concebido y diseñado», por lo que ha acabado convirtiéndose en un «auténtico cuello de botella». Las críticas de este modelo de trabajo ya han sido trasladadas al Ministerio de Justicia que es «quien tiene la palabra». Rouco confía en que se encuentre alguna otra fórmula pues de lo contrario ya se ha planteado la supresión desde otros Tribunales Superiores de Justicia de España y en Castilla La Mancha que la Nueva Oficina Judicial que se pondrá en marcha en Toledo, lo haga «sin el Servicio Común de Ordenamiento del Procedimiento».

Respecto a las cifras de litigiosidad alcanzadas durante el pasado año, Rouco comentó que sigue en niveles «elevados» y muy similares a los de 2010, como consecuencia de «la difícil situación económica». Detalló que en 2011 ingresaron un total de 293.982 asuntos, frente a los 293.458 del año 2010.

La tasa de resolución ha sido del 95 por ciento, que Rouco calificó de «excelente», ya que el año pasado se resolvieron 281.132 asuntos, un 1,65 % más que en el ejercicio anterior, y se dictaron 55.787 sentencias. Aunque advirtió de que «a pesar del importante esfuerzo no se ha podido equilibrar carga de trabajo y pendencia, sí por lo menos mantenerla en los mismos niveles». A 31 de diciembre de 2011, la cifra de asuntos pendientes se situaba en 165.502. Rouco agradeció el esfuerzo a los jueces y personal de Justicia para conseguir que no aumente el número de asuntos pendientes.

Procesos concursales

Por jurisdicciones, son las de Civil y Social las que presentan las cifras de litigiosidad «más altas» como consecuencia de los procesos derivados de la crisis. En concreto, en la jurisdicción Civil ha descendido un 9% el número de entrada de asuntos, con 78.218 en 2011, frente a los 85.966 ingresados el año anterior, aunque «la carga de trabajo sigue siendo muy elevada, dado que ya lo era en los años 2008 y 2009». De especial incidencia ha sido en los partidos judiciales de Albacete capital, Ciudad Real, Guadalajara, Almagro, Puertollano, Tomelloso, Valdepeñas, Tarancón, Toledo, Illescas, Orgaz, Talavera y Torrijos, puntualizó el presidente del TSJCM.

También se refirió, en este punto, a los Juzgados con competencia en materia mercantil que durante 2011 mantuvieron cifras muy elevadas de procesos concursales. Hizo hincapié en el caso de Toledo, un caso «preocupante» porque el aumento de los procedimientos concursales voluntarios y necesarios en esta circunscripción alcanza los 123, frente a los 70 que se abordaron en 2010. Dijo que se trata de procedimientos «de gran complejidad» por las importantes cifras económicas en juego y los afectados por estos procesos «tanto empresarios como trabajadores y acreedores».

Son procesos que exigen «toda la atención del juez titular y del personal de la oficina judicial» y recordó que esto se da en unos órganos que, en el caso de Castilla-La Mancha, «no son exclusivos y además de asuntos mercantiles deben atender procedimientos civiles y penales junto con turnos de guardia».

Sobre la jurisdicción Penal, manifestó que ha aumentado un 3,88%, con 191.538 asuntos registrados en 2011, aunque subrayó que la tasa de resolución es del 95,23%, con 168.919 asuntos y 22.714 sentencias.

Sobre la actividad penal de las Audiencias Provinciales en el año 2011, la memoria señala que siguen desarrollando su funcionamiento dentro de una «tónica de normalidad» y que se han mantenido prácticamente igual el número de apelaciones y asuntos civiles, con 3.415 asuntos de este tipo. Así, la capacidad resolutiva de las cinco audiencias provinciales en el ámbito de lo civil ha llegado a los 3.384 asuntos resueltos y 2.297 sentencias. En el orden penal, los tribunales provinciales han registrado 4.931 asuntos, con resolución de 4.915 y el dictado de 2.528 sentencias.