Román y el obispo inauguran la estatua del Papa Juan Pablo II

El monumento, de 300 kilos, ha sido costeado por el Ayuntamiento, con 40.000 euros

GUADALAJARA Actualizado:

La cita está fijada para las 12.30 del mediodía de hoy, sábado. Es el momento elegido para la ceremonia de inauguración de la nueva estatua que se erigirá en la capital en homenaje al anterior Papa, Juan Pablo II. Operarios del Ayuntamiento se afanaban ayer en los últimos detalles, con labores de colocación de la estatua sobre su pedestal, y el acondicionamiento de la rotonda donde quedará fija.

La nueva estatua de Juan Pablo II se ubica en la Rotonda de Rumanía, una glorieta de la zona final de la Avenida Juan Pablo II, en la nueva urbanización del Fuerte de San Francisco. Es un monumento de bronce, de 300 kilos de peso, que reproduce una escultura original del artista Óscar Alvariño. A la inauguración de hoy está prevista la asistencia del alcalde, Antonio Román, y del obispo de Sigüenza-Guadalajara, monseñor Atilano Rodríguez.

La erección de este monumento no ha estado exenta de polémica, con fuertes críticas desde la oposición municipal, debido fundamentalmente al coste de la obra: 40.000 euros que financiará en exclusiva el Ayuntamiento de la capital. La izquierda guadalajareña se opuso a esta financiación municipal, y sugirió que la estatua fuese costeada por suscripción popular entre los católicos interesados.

Mientras, desde el Equipo de Gobierno del PP se defiende que es un paso más en una decisión que fue adoptada en la legislatura 2003-2007, cuando la corporación decidió, por unanimidad, tras la muerte de Juan Pablo II, bautizar la avenida del Fuerte con el nombre del pontífice. Era alcalde Jesús Alique, del PSOE.