INMIGRACIÓN

UGT reclama un protocolo para luchar contra la explotación laboral

ABC
TOLEDO Actualizado:

El secretario regional de UGT, Carlos Pedrosa, acompañado de la secretaria de Empleo e Inmigración del sindicato, María José del Valle, informaron ayer de la puesta en marcha de un nuevo protocolo para erradicar la

discriminación laboral entre inmigrantes, relacionado con la propuesta de borrador de reglamento de desarrollo de la Ley de Extranjería y la situación de los trabajadores inmigrantes en las diversas campañas agrícolas de la región.

Para Carlos Pedrosa, «en tiempos de crisis, hay más trabajadores desempleados en situaciones de vulnerabilidad y la situación económica actual no debe amparar o ser la excusa de explotación laboral».

Según recordó el secretario regional de UGT, «hemos trasladado al delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha la necesidad de promover una actuación coordinada entre todos los organismos y agentes implicados, para prevenir, detectar y perseguir los delitos contra los derechos de los trabajadores, que rompa la dualidad de un sistema donde unos trabajadores tienen derechos y otros no».

Por provincias

La secretaria de Empleo y Migraciones recordó que en la región hay 229.554 inmigrantes regulares (el 4% del total de inmigrantes en España), de los que sólo el 5.28% son de origen no comunitario. Por provincias destaca Toledo con 70.199 inmigrantes regulares, seguida de Ciudad Real con 41.232 y Guadalajara con 36.480 inmigrantes regularizados.

La crisis hace mella en este sector de población, en la misma media que el nacional, y son 77.296 los afiliados a la seguridad en la región. Según informó el sindicato, Castilla-La Mancha es la séptima región, con un 4.26% del total de inmigrantes afiliados en España.

En todos los sectores ha descendido la afiliación, excepto en el agrícola. En términos interanuales, la región pierde un 5.49% de afiliados extranjeros, es decir 4.489 trabajadores menos. Se registran 31.252 parados inmigrantes, el 15% del total de parados. Se localizan, sobre todo, en los sectores de Servicios (el 45,44%), Construcción (23,05%) y Agricultura (14.34%).

El perfil medio del extranjero residente en Castilla-La Mancha «sigue siendo irónicamente el mismo —señaló Del Valle—, un rumano con certificado de registro como ciudadano comunitario, de unos 30 años.