Se necesitan 39 plazas de jueces que el Ministerio no dará
El presidente del TSJCM, Vicente Rouco, presentó ayer la memoria 2010 - EFE

Se necesitan 39 plazas de jueces que el Ministerio no dará

Rouco reclama con carácter «urgente» un juzgado de primera instancia en Albacete y en Guadalajara

ALBACETE Actualizado:

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), Vicente Rouco, reclamó ayer algo que sin ser novedoso sigue siendo perentorio para mejorar la situación de la justicia en la región: 39 nuevas plazas de jueces y magistrados, veintiuna de ellas de forma «urgente», pues, aunque en 2010 la litigiosidad disminuyó un 16% respecto al año anterior, «la carga de trabajo sigue siendo inasumible». Hay que insistir en esta conclusión, decía Rouco en la presentación de la Memoria Judicial de 2010, y lo hacía a pesar de que las noticias recibidas por parte del Consejo General del Poder Judicial son «muy desalentadoras», en el sentido de que el Ministerio de Justicia «no va a poner en marcha nuevas plazas de jueces y magistrados» en Castilla-La Mancha. «Espero que se equivoquen porque la verdad es que se necesitan algunas», decía con gesto serio y preocupado Rouco.

Durante la presentación de la Memoria Judicial de 2010, el presidente del Tribunal Superior de Justicia subrayó que aunque los asuntos pasaron de los 349.497 que hubo en 2009 a los 293.458 de 2010, siguen siendo «una cantidad muy importante».

Explicó que como consecuencia de la crisis, el número de litigios había aumentado de forma espectacular en los últimos años, y subrayó que, pese a la sobrecarga de trabajo, la capacidad resolutiva de jueces y magistrados ha alcanzado una tasa del 95%, lo que se puede calificar de «excelente», aunque para ello se tenga que trabajar «casi a destajo».

Sobrecarga de trabajo

Según especificó Rouco, en 2010 se resolvieron 276.487 asuntos y se dictaron 55.934 sentencias, aunque lamentó que la cifra de litigios pendientes se sitúa en torno a los 165.000 como consecuencia de la sobrecarga de trabajo acumulada en los últimos años. Por ello, el presidente del TSJCM pidió con carácter «urgente» la creación de un juzgado de primera instancia en Albacete y en Guadalajara, que debería ser paralela a la transformación de los juzgados de primera instancia número 3 de Albacete y 4 de Guadalajara en mercantiles exclusivos. Además, solicitó un juzgado de primera instancia en Ciudad Real y Toledo, cuya creación debería coincidir con la transformación de los juzgados 1 de Toledo y 4 de Ciudad Real en mercantiles.

También consideró urgente la creación de una plaza de magistrado en la Audiencia Provincial de Cuenca, así como nuevos juzgados en Almagro, Puertollano, Tomelloso y Valdepeñas, Tarancón, Illescas y Talavera de la Reina. Forman parte de estas demandas otros dos juzgados de lo Penal en Albacete, uno más en Toledo y otro en Guadalajara, además de un juzgado de lo Social en Toledo, otro en Ciudad Real y un tercero en Guadalajara, junto a la creación de un juzgado de lo contencioso-administrativo en Guadalajara.

Otras peticiones menos urgentes son, según Rouco, juzgados específicos de Violencia sobre la Mujer en todas las capitales de la región y Talavera de la Reina, salvo en Albacete, donde es el único lugar en el que existe actualmente.

También pidió al ministerio «más medios humanos», pero, además «más y mejores infraestructuras» y urgió a «iniciar los trámites para que las obras del nuevo Palacio de Justicia de Albacete comiencen cuanto antes». Rouco consideró «muy urgente» la construcción de una nueva sede para los juzgados de Guadalajara, donde «la situación es verdaderamente lamentable».

«Seguimos siendo la última región en número de jueces por cada 100.000 habitantes», con una media de 8,4 jueces, cuando la media nacional es de 10,6 y hay comunidades como Asturias con una media de 13,6, aseguró Rouco.