Una mujer pasa a presidir la Asociación Jóvenes Agricultores

Blanca Corroto releva a Manuel Juárez, que se despidió después de 34 años en el cargo

EFE/EP
TOLEDO Actualizado:

Blanca Corroto, que en los últimos ocho años ha sido la secretaria provincial de Asaja de Toledo, es desde ayer la nueva presidenta provincial de la organización agraria en sustitución de Manuel Juárez, que ha estado 34 años al frente de la misma.

Corroto, que encabezaba la única candidatura presentada, fue ayer ratificada en la Asamblea celebrada por Asaja en la capital toledana, a la que asistieron más de seiscientos socios de la organización que dieron la bienvenida a la presidenta y despidieron a Juárez con muestras de cariño.

A la clausura de la Asamblea asistieron, entre otros, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro; el presidente de la Caja Rural de Toledo que desde ayer ha pasado a ser la Caja Rural de Castilla-La Mancha, Andrés Gómez Mora; y el secretario general de Asaja, Juan Sánchez-Brunete.

El primero en dirigirse a los presentes fue Manuel Juárez, quien comenzó su discurso agradeciendo a todos los socios y a los representantes de la Administración y de diversas entidades y asociaciones «todo el cariño y apoyo que siempre había recibido a lo largo de su dilatada carrera profesional, con 34 años al frente de la organización a nivel provincial». Juárez deseó suerte a la nueva directiva «para abordar con éxito los retos del futuro» y para poder avanzar en la resolución de algunos problemas pendientes, entre ellos «el de los pozos irregulares del acuífero 20».

La nueva presidenta de Asaja de Toledo, Blanca Corroto, de 38 años, natural de Navahermosa y licenciada en Derecho, tras agradecer a la organización la confianza depositada en ella y las enseñanzas recibidas de Juárez, dijo que es un honor aceptar la presidencia de Asaja y prometió una cosa: trabajo, trabajo y trabajo.

A cambio, a los socios les pidió un compromiso de unidad para hacer de Asaja cada vez una organización más fuerte —aunque ya cuenta con 7.000 asociados— y hacer frente tanto a la crisis económica que afecta a todos los sectores como a la crisis particular que sufre el campo.

Corroto indicó que no les interesan las batallas políticas, pero que apoyarán a los gobernantes en todo cuanto repercuta en mejorar las condiciones de los agricultores y ganaderos, que ahora están sufriendo, sobre todo, un desplome de los precios de los que responsabilizó a las grandes cadenas de distribución. Asimismo, incidió en que la sociedad no se puede permitir el lujo de prescindir de tener garantizados unos alimentos sanos a unos precios justos y, añadió, la labor principal de los agricultores es producir alimentos.