La mitad de las personas de la región preferirían ser más delgadas

TOLEDO Actualizado:

Según un estudio realizado por el Centro de Estudios de Consumo (Cesco) de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Asociación de Estudios Psicológicos y Sociales de Castilla-La Mancha, la mitad de los castellano-manchegos preferirían estar más delgados y alrededor de un tercio no descarta hacerse una operación de estética. La investigación, llevada a cabo sobre una muestra de 425 consumidores en las cinco provincias, revela también que la peluquería es el servicio de imagen más consumido y que sólo uno de cada cien hombres se maquilla diariamente.

El objetivo del análisis, que ha contado con la colaboración de la con el apoyo de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, era conocer de forma extensa y actualizada los comportamientos, actitudes y opiniones de los ciudadanos de la región en relación con el consumo de servicios y productos relacionados con la estética y la imagen personal.

Del estudio, que puede consultarse íntegramente en www.uclm.es/cesco, se desprende que si bien existe un elevado grado de satisfacción de los castellano-manchegos con su imagen corporal (7.1 sobre 10), un 50 por 100 preferiría estar más delgado y un 39 por 100 ser más alto. Quince de cada cien personas presentan problemas de salud o molestias por sobrepeso y casi la mitad de los ciudadanos de la región (47 por 100) han realizado alguna vez una dieta, en la mayoría de los casos (75 por 100) sin supervisión o control de un médico o nutricionista.

Asimismo, dos de cada tres consumidores compran productos dietéticos con alguna frecuencia, siendo las mujeres las principales consumidoras (31 por 100 frente al 9 por 100). También es mayor el consumo de diuréticos o productos que eliminan grasas en el género femenino (23 por 100 frente al 8 por 100 de los hombres). Igualmente hay marcadas diferencias de género en el consumo productos para el cuidado de la piel: el 59 por 100 de las mujeres y sólo el 5 por 100 de los hombres se aplican cremas.

La peluquería se impone en servicios relacionados con la imagen personal: el 9 por 100 castellano-manchegos admite no acudir jamás a cortarse o a arreglarse el pelo.