La Junta, a favor de controles antifraude para el aceite de oliva

Ha presentado un documento con su posición sobre el Plan de Acción para el Aceite

toledo Actualizado:

La consejería de Agricultura ha remitido al ministerio de Agricultura un documento con su posición sobre el Plan de Acción para el Aceite de Oliva de la Unión Europea, en el que apuesta por mejorar la calidad de los controles para evitar el fraude y porque se pueda etiquetar con la marca España. En el documento, la Consejería de Agricultura aboga por que haya una mayor calidad de los controles para evitar el fraude y por ofrecer una información clara al consumidor, según informó ayer la Junta de Comunidades.

También se muestra partidaria de consolidar unas estructuras fuertes y homogéneas en la Unión Europea y de la apertura de nuevos mercados o de una mayor presencia en organismos internacionales.

Asimismo, la Consejería apuesta por la creación de una mesa nacional de la cadena de valor del aceite y de una mesa similar en el ámbito regional, así como por que se de autorización para etiquetar bajo la marca España, con el fin de evitar que agentes de otros países puedan aprovecharse de los efectos beneficiosos del origen hispano de los aceites.

España es la primera productora de aceite de oliva de la Unión Europea y Castilla-La Mancha es la segunda región en importancia entre las comunidades autónoma, ya que aporta el 7% de la producción nacional.

El documento nace del consenso con el sector olivarero regional, fruto de los puntos pactados el pasado día 11 de julio en una reunión que mantuvieron los directores generales de Agricultura y Ganadería, Tirso Yuste, y de Infraestructuras y Desarrollo Rural, Miguel Cervantes Villamuelas, con todos los agentes implicados. A la reunión acudieron organizaciones agrarias, cooperativas, almazaras, denominaciones de origen y empresas transformadoras.

La Junta ha indicado que para mantener una estrecha relación entre la Consejería de Agricultura y el sector olivarero regional se acordó a convocar reuniones similares al menos cada seis meses, antes del verano y tras la cosecha.