LA DEJA EN 890.500 EUROS

La Fundación CCM reduce un tercio su ayuda social

ALBACETE Actualizado:

La Fundación Caja Castilla-La Mancha ha concedido 890.500 euros a 320 asociaciones de la región dentro de la convocatoria de Ayudas Sociales 2011, que reduce su cuantía en 400.000 euros respecto a la del año pasado. El presidente del Patronato de la Fundación, Antonio Roncero, presentó ayer las ayudas en una rueda de prensa en la que participó el director territorial del Banco CCM, José Antonio Muñoz, y representantes de algunas de las entidades beneficiarias como Asprona, Cáritas, Banco de Alimentos de Albacete y la Fundación El Sembrador.

A la convocatoria se han presentado 414 solicitudes de organizaciones sin ánimo de lucro, de las que se han valorado 391, dentro de las áreas de discapacidad, drogodependencias, prevención y tratamiento de enfermedades y exclusión social. El pasado año, la Fundación destinó a este programa 1,3 millones de euros, con los que se financiaron casi 400 proyectos y programas de actuación que beneficiaron a 1.600.000 personas.

La Fundación financia como máximo el 30 por ciento del coste de cada proyecto y las asociaciones beneficiarias recibirán el importe total de la ayuda a lo largo de la segunda quincena del próximo diciembre y enero de 2012. El área de discapacidad acapara el mayor volumen de proyectos, con el 47 por ciento del total, la mayor parte dirigidos a favorecer la autonomía de las personas con discapacidad, sea física u orgánica, sensorial, intelectual o psíquica. En cuanto a los proyectos del área de drogodependencias, destacan dos tipos de solicitudes: por un lado, las que se dirigen a realizar actividades para el tratamiento, incluyendo la información y prevención y, por otro, acciones orientadas específicamente a la inserción social incluyendo en algunos casos el acceso a un recurso de vivienda.

Respecto a la prevención y tratamiento de enfermedades, los programas se centran en el trabajo en Centros de Día, con una gran variedad de enfermedades atendidas: alzheimer, cáncer, parkinson, diabetes, anorexia, enfermedad de Crown y Colitis Ulcerosa, Fibromialgia, VIH-SIDA. En el área de exclusión social priman este año los proyectos destinados a cubrir las necesidades básicas de familias y colectivos que han visto empeorada su situación.