EN COGOLLUDO

La UME se entrena desde hoy para actuar en un posible terremoto

ABC
GUADALAJARA Actualizado:

La Unidad Militar de Emergencias (UME) organiza desde este lunes y hasta el miércoles en Guadalajara, concretamente en la zona de Cogolludo, un ejercicio de emergencia de interés nacional en el que participan 1.800 efectivos pertenecientes a personal civil de emergencias, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Ejército de Tierra, Ejército del Aire y la propia UME. El ejercicio se denomina GAMMA y consiste en un supuesto seísmo que sacude las localidades de Veguillas y San Andrés del Congosto causando daños en un área de 30 kilómetros de radio que incluyen la rotura parcial de la presa del embalse de Alcorlo inundándose la zona y afectando a la población de San Andrés del Congosto.

También se contempla un accidente de tráfico en la A-2, en las proximidades de Ledanca de Tajuña, en el que se ve implicado un vehículo de la Empresa Nacional de Residuos (Enresa) viéndose afectado parte del material radiactivo de baja y media actividad que transportaba.

Además, en el mismo ejercicio se incluyen diferentes accidentes en el complejo petroquímico de Villanueva de Argecilla que dejan varias víctimas, personal confinado y daños materiales en las instalaciones, así como un escape de ácido fluorhídrico y el derrame de crudo que se vierte al río Henares.

Los Planes Estatales de Protección Civil ante los riesgos sísmicos y de inundaciones prevén diferentes casos y supuestos de actuación, definidos conforme a criterios de ámbito territorial y a la gravedad del suceso que provoca la activación del Plan, estableciendo los niveles de activación del mismo en una escala de cero a tres.

Así, inicialmente, la dirección de la emergencia corresponde al Gobierno de la Comunidad de Castilla-La Mancha, al ser declarada como nivel 2. Ante la gravedad de la situación y valorada la dimensión de la emergencia y los medios disponibles para hacerle frente, el Ministro del Interior solicita del Ministro de Defensa la intervención de la UME y declara la emergencia de interés nacional (nivel 3).

A partir de este momento, dependiendo del Ministerio del Interior, el jefe de la UME asume la dirección y coordinación operativa de la emergencia.