La empresa Rayet evita el concurso de acreedores al refinanciar la deuda

La compañía, que preside Félix Abánades, presentará un ERE en la división de construcción

EP
MADRID Actualizado:

La empresa de Guadalajara Rayet, primer accionista de Quabit Inmobiliaria, evitará el concurso de acreedores de su principal división, Rayet Construcción, gracias al acuerdo de refinanciación de deuda que el grupo ha alcanzado con entidades financieras y acreedores, y la próxima presentación de un ERE en construcción.

La compañía que preside Félix Abánades desveló en un comunicado que Rayet Construcción se encuentra en situación preconcursal desde que a comienzos de diciembre de 2010 reconoció ante un juzgado su «difícil situación financiera».

La nueva Ley Concursal permite que una empresa en situación de insolvencia pueda negociar durante cuatro meses un acuerdo con sus acreedores antes de recurrir a solicitar la antigua suspensión de pagos. No obstante, Rayet mostró su confianza en poder levantar esta situación preconcursal «en la primera quincena de febrero», una vez que pague a sus acreedores con la línea de liquidez de 19 millones de euros que ha logrado en el marco del acuerdo.

Quabit, al margen

Rayet aseguró en un comunicado que Quabit, inmobiliaria cotizada de la que controla el 53, 5% del capital social, «está al margen de este proceso». En concreto, la reestructuración de Rayet contempla un acuerdo de refinanciación de la deuda financiera del grupo, que hasta ahora se situaba en unos 430 millones de euros. El acuerdo conlleva la cancelación de 200 millones de este pasivo (una quita de casi el 50%), y aplazar el pago de los 230 millones restantes en cinco años (salvo unos 25 millones que se abonarán a tres años).

Diez entidades financieras (Caja Castilla-La Mancha, Banco Popular, Sabadell, La Caixa, Bancaja, Caja Madrid, Nova Caixa Galicia, Ibercaja, Unicaja y CAM) han dado ya su respaldo a esta refinanciación, a la que aún está pendiente de que se adhieran otras tres entidades (Banco Pastor, Caja Sol-Caja Guadalajara y Caja España).

Además, Rayet ha cerrado acuerdos con sus principales acreedores no financieros en condiciones similares a las negociadas con los bancos, con plazos de pago a cinco años, si bien en algunos casos se negocian quitas adicionales. En el marco de esta negociación, la principal división del grupo, Rayet Construcción, asegura haber alcanzado en un plazo récord de dos meses un acuerdo con más del 88% de su masa de acreedores, porcentaje que espera incrementar en las próximas semanas, sobre un plan de quitas, pagos al contado y esperas. De esta forma, la filial constructora de Rayet, a la que a partir de ahora se confiará el negocio del grupo, confía en levantar est mes la situación de preconcurso que Rayet Construcción solicitó el pasado año.

No obstante, Rayet ha comunicado ya al comité de empresa la necesidad de plantear un ERE en la división de construcción, que actualmente cuenta con unos 250 empleados del total de casi 500 que suma el grupo. Además, en virtud de la reducción del resto de negocios, el grupo acometerá ventas de activos (que incluyen un hotel de Estepona, terrenos, viviendas y oficinas en alquiler, y locales comerciales), de los que espera ingresar unos 200 millones de euros.