UN GUARDIA DE SEGURIDAD

Dice que el acusado «clavó» la guadaña a la víctima

Actualizado:

Luis A.G., el guardia de seguridad que trabajaba en la urbanización de El Casar en la que, en septiembre de 2009, José Antonio C. mató con una guadaña a Juan Manuel R., aseguró ayer que el acusado «le clavó» el arma a la víctima en la cabeza. José Antonio C., que está siendo juzgado por homicidio por un jurado popular en la Audiencia Provincial de Guadalajara, declaró que la víctima murió por «mala suerte», por su mayor estatura, lo que provocó que se clavara el arma cuando supuestamente se «abalanzó» sobre él. Sin embargo, el guardia de seguridad que trabajó aquel día describió la situación de forma completamente distinta asegurando que el acusado hizo una serie de «barridas» con la guadaña que consiguieron ahuyentar al grupo de personas que entró en su casa, entre ellos la víctima, a quien posteriormente «le clavó» el arma en la cabeza. Sí reconoció que la víctima se estaba acercando al acusado en el interior de su casa cuando tuvo lugar el golpe fatal, pero rechazó que Juan Manuel R. portara un hacha.