EXIGEN SUS NÓMINAS

Los conductores de ambulancia convocan 8 días de huelga en marzo

GUADALAJARA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras varios meses de protestas y manifestaciones, los trabajadores del transporte de enfermos en emergencias han dado un paso más, y se han decidido a convocar varias jornadas de huelga. Así lo anunciaron ayer los representantes sindicales de la empresa, quienes señalaron que la convocatoria ya está formalmente solicitada, y que abarca todos los martes y jueves del próximo mes, empezando por los días 6 y 8 de marzo. De momento la huelga sólo está convocada por el sindicato UGT, que tiene una amplia mayoría de la representación en TransAltozano, la concesionaria de las ambulancias del Sescam en toda Castilla-La Mancha.

El sindicato convocante volvió a denunciar ayer la falta de negociación por parte de la empresa, que adeuda varias nóminas a los empleados, y que se sigue escudando en la importante deuda que, a su vez, la Junta mantiene con esta mercantil. Aunque hay variaciones por provincias, dado que los acuerdos salariales no son exactamente iguales, desde UGT se asegura que hay deudas con los conductores que alcanzan ya los 7.000 euros en algunos casos. En el de Guadalajara -la provincia de la región donde la protesta está siendo más contundente- los empleados de TransAltozano tienen pendiente de cobrar la mensualidad de diciembre, la extra de Navidad, atrasos de dietas y actualizaciones de convenio de varios años, y desde hoy, también el mes de febrero. Una situación que los conductores de ambulancia califican de «desesperada» para muchos de sus compañeros.

El sectreario regional de la Federación de Transporte de UGT, Antonio González, destacó ayer que han «esperado» muchas semanas antes de dar un paso como una convocatoria de huelga en un sector extremadamente sensible. Hay que tener en cuenta que se trata de la empresa que tiene la concesión del transporte que se moviliza con el 112, y no del transporte de enfermos no urgentes. «No nos ha quedado otro remedio, porque la empresa no se mueve de sus posiciones; no paga, y no es de recibo. No nos sirve la excusa de que no cobra del Sescam, la concesionaria de transporte no urgente tampoco cobra, y cumple», destacó ayer González.