MEDIO AMBIENTE

La Colmena, la propuesta de «Ars Natura» de Cuenca

Actualizado:

CUENCA

Sentirse como una abeja dentro de una gran celda hexagonal en la que poder tocar la textura de un panal, oler a cera y a miel, oír el zumbido de una abeja o descifrar el significado de sus danzas. Es la propuesta que realiza al visitante el Centro de Interpretación de la Naturaleza «Ars Natura» gracias a su nueva instalación «La Colmena», gracias a la colaboración de la Asociación Apícola de Cuenca y el Centro Apícola Regional, ubicado en Marchamalo, según informa la Junta.

Frente a una auténtica colmena con paredes transparentes se observa a una colonia de 15.000 abejas que entran y salen por un tubo de metacrilato con polen, néctar, propóleos y agua entre las patas para elaborar los distintos productos apícolas.

La coordinadora de Educación de «Ars Natura», Sabrina Domínguez, explica que se trata de una instalación que «nos parecía interesante» para profundizar en el mundo de la apicultura. Aprender la comunicación social que realizan mediante feromonas o comprender la danza circular y del contorneo para indicar dónde se encuentra el alimento son comportamientos que desvelan el interesante mundo de las abejas.