Bellido deja la pelea por la lista del PSOE

El alcalde azudense pide a Ferraz que no le coloque al frente de las candidaturas

GUADALAJARA Actualizado:

Pablo Bellido ya no quiere ser el cabeza de lista del PSOE al Senado por Guadalajara, al contrario de lo que pensaba él mismo hace poco más de una semana. El alcalde de Azuqueca afirmó ayer que ha pedido a los dirigentes de su partido en Madrid, con los que habló en días pasados en la Conferencia Política Socialista, así como al propio José María Barreda, que no le designen como candidato «en ninguna de las listas».

Hay que recordar que Pablo Bellido era la propuesta de la Ejecutiva Provincial del partido como número 1 al Senado. En principio, ese puesto «era» para María Antonia Pérez León, pero la secretaria general del PSOE guadalajareño renunció a última hora, y le ofreció el puesto al alcalde de Azuqueca. Sin embargo, las listas de la Ejecutiva, tanto al Senado como al Congreso, fueron rechazadas —en votación conjunta— por el Comité Provincial del PSOE, por lo que ahora la decisión está en manos de la Comisión Federal de Listas, que hará públicas las candidaturas el próximo día 8. Pese a la derrota en el Comité, Pérez León insistía la pasada semana en que defendería en Madrid la propuesta que hizo la Ejecutiva. Pero, al menos en lo que respecta al Senado, parece que tendrá que cambiar las cosas, porque el candidato elegido por el aparato ha preferido retirarse de la pelea.

Bellido, cuyo nombre se introdujo en los últimos momentos por parte de la Ejecutiva, dijo ayer que, si en un primer momento aceptó, fue «porque me lo pidieron», y porque «siempre» está «disponible para ser utilizado por mi partido». «Me pidieron que me presentase y acepté. Luego los militantes hablaron, y hay que respetarlo también», decía ayer Bellido. El secretario local del PSOE azudense se mostró no obstante abierto a «colaborar, aunque mejor sin ser candidato», y dijo que en el fondo considera que es mejor que en estos años se dedique exclusivamente a su trabajo como alcalde de Azuqueca.

Es sabido que la candidatura de Pablo Bellido no era precisamente la que despertaba más recelos entre los militantes críticos con la Ejecutiva, pero el hecho de que la lista al Senado se votara conjuntamente con la del Congreso perjudicó de modo notorio al alcalde azudense, dado que el mayor rechazo lo despertaba el también alcalde de Marchamalo, y candidato de la Ejecutiva para encabezar la lista al Congreso, Rafael Esteban. «Yo espero que todos acabemos orgullosos de la decisión que adopte la Comisión de Listas», decía ayer Bellido, quien adelantaba que él trabajará «con el mismo esfuerzo» sea cual sea esta decisión.