La bajada del paro un 3,3% entre julio y septiembre es una «luz al final del túnel»

El PSOE achaca el descenso a la vendimia y la Junta lo ve como buen síntoma

toledo Actualizado:

El paro bajó en el último trimestre (de julio a septiembre) un 3,3% más que en los tres meses anteriores; en total, 9.600 personas menos en desempleo en el tercer trimestre del año, según la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística. La cifra total de desempleados en Castilla-La Mancha se sitúa así en 276.600 personas, con lo que la tasa de paro alcanza al cierre de septiembre el 27,97% de la población. En España, según la EPA, el paro subió un 1,5%, sumando 85.000 personas más en desempleo y alcanzando una cifra total de desempleados en España de 5.778.100 personas.

En lo que a la población ocupada se refiere, en Castilla-La Mancha hay 712.300 personas (425.700 hombres y 286.600 mujeres), lo que supone un aumento respecto al segundo trimestre de 2012 de 1.900 personas, es decir, un 0,27%, según datos de la Junta de Comunidades.

En cuanto a los trabajadores por cuenta propia, se registró un ascenso de 6.700 autónomos respecto al trimestre anterior, lo que significa un aumento de un 5%. Los empleadores han descendido en 1.500 personas, lo que significa un 4,1% menos que en el cierre de junio, mientras que los empresarios sin asalariados (o trabajadores independientes) aumentaron en 8.200, lo que supone un ascenso del 8,4% respecto al trimestre anterior. Desde enero, los trabajadores por cuenta propia en Castilla-La Mancha han sumado 10.000 autónomos, un incremento del 7,6%, según los datos facilitados por la Federación de Autónomos ATA.

«Luz al final del túnel»

Con estos datos sobre la mesa, la reacciones fueron muy distintas. Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, la consejera de Empleo y Economía, Carmen Casero, opinó que los datos sobre la bajada del desempleo «son un incentivo para seguir trabajando en la misma línea que lo hemos hecho hasta ahora, una línea de prudencia y de tenacidad que incida en la creación de empleo». Con respecto al trimestre anterior, dijo Casero, Castilla-La Mancha es la sexta comunidad donde más baja el paro tras La Rioja, Navarra, Galicia, Cantabria y Baleares. «Estamos haciendo un gran esfuerzo en nuestra región para seguir generando empleo en Castilla-La Mancha», aseguró.

El consejo de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, fue más gráfico y destacó que la caída del paro en Castilla-La Mancha en el tercer trimestre es una «luz al final del túnel». Consideró que los datos publicados son «un símbolo de optimismo y de energía para seguir en la línea» que el Gobierno de María Dolores de Cospedal se ha marcado. Marín recalcó que el Gobierno regional está haciendo políticas y medidas como la Ley de Emprendedores que «empiezan ya a dar sus primeros frutos». No obstante, Marín añadió que «hay que ser ligeramente optimistas» porque «la tasa de paro sigue siendo todavía muy elevada».

Desde la oposición, la visión era radicalmente opuesta a la del Gobierno regional. La portavoz de Empleo del Grupo Parlamentario Socialista, Milagros Tolón, aseguró que la situación del desempleo en la región «va a peor» y achacó el descenso a la vendimia, la campaña de verano y el descenso de la población activa. Tolón afirmó que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma «que más empleo ha destruido en este año», concretamente, 63.500. Añadió que al día son 174 los castellano-manchegos que pierden su empleo -«el peor comportamiento de España»- y que se han perdido un 8,18 por ciento de los puestos de trabajo en la región frente a un cuatro por ciento de media a nivel nacional. Como ejemplo, el PSOE citó que en localidades de Ciudad Real como Daimiel, Picón, Valenzuela de Calatrava o Porzuna rozan e incluso superan el 40 por ciento de desempleo.

Por su parte, el secretario general de los socialistas en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, señaló que la región «está a verlas venir», ya que el Gobierno de Cospedal no está reaccionando «al drama que viven los ciudadanos» en cuanto al empleo.

La Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) consideró «positivo» el descenso, aunque advirtió que «las expectativas sobre los próximos meses no son halagüeñas». «Mientras el crédito no vuelva a fluir hacia las empresas y la liquidez siga siendo un factor de estrangulamiento, no será posible la reactivación de la economía y la salida de la crisis», advirtió Ceacam. También dijo que los últimos datos demuestran el «deterioro del mercado laboral, con una situación crítica para las empresas de la región y el consiguiente incremento en las cifras de desempleados». Así, «se aprecia un descenso en el número de trabajadores activos de 7.700 personas en nuestra región respecto al trimestre anterior».

«Que no se deslumbre»

CCOO pidió al Gobierno regional «que no se deslumbre» por un dato estacional debido a las campañas agrícolas. Instó al Ejecutivo de Cospedal a que abra la Mesa de negociación del Diálogo Social con sindicatos y empresarios para analizar y acordar las respuestas y medidas «que la región necesita para crear empleo de forma inminente, y para dar protección a las muchas familias que han agotado sus prestaciones y subsidios por desempleo y que carecen de cualquier tipo de ingreso». Para el sindicato, es «imprescindible» que se modifiquen los presupuestos regionales y se aumenten las partidas para políticas activas de empleo, «las cuales con los recortes de este año y del próximo las están dejando prácticamente a cero, un 75 por ciento menos que en el año 2011».