Ayuntamiento de Seseña, en Toledo
Ayuntamiento de Seseña, en Toledo - EFE

Villarrobledo, Tomelloso, Tarancón, Seseña y Ocaña siguen sin rendir cuentas

El Tribunal de Cuentas recuerda su recomendación de vincular la percepción de ayudas y subvenciones por las entidades locales a la previa rendición de cuentas

ABC
ToledoActualizado:

El Tribunal de Cuentas ha acometido la fiscalización de un total de 62 ayuntamientos de más de 5.000 habitantes y una diputación provincial que no habían cumplido la obligación de rendir las cuentas de los ejercicios de 2014 y 2015, con el fin de contribuir a «remover los obstáculos estructurales, organizativos o las prácticas de gestión» que originan el incumplimiento. Entre estos consistorios se encuentran los de Villarrobledo, Tomelloso, Tarancón, Seseña y Ocaña.

Según ha informado el Tribunal de Cuentas en un comunicado, en marzo de 2017 se remitieron oficios a las entidades incumplidoras requiriendo la rendición de cuentas de los ejercicios 2014 y 2015, y solicitando información sobre «una serie de aspectos esenciales para evidenciar las razones del incumplimiento».

A principios de este mes de julio, el Tribunal ha cursado una serie de escritos a los alcaldes que aún no han rendido las cuentas solicitadas, citándoles para que se personen ante el Tribunal en caso de que a finales de mes no atiendan esta petición.

Asimismo, el Tribunal ha asegurado que esta personación se efectuaría sin perjuicio de las medidas establecidas en su normativa reguladora, tales como la realización de requerimientos conminatorios y la imposición de multas coercitivas a los responsables de las entidades incumplidoras, «que se harán efectivas sobre el patrimonio de estos».

El Tribunal de Cuentas ha recordado además su recomendación de vincular la percepción de ayudas y subvenciones por las entidades locales a la previa rendición de cuentas por parte de estas.