El Ayuntamiento de Valdepeñas también ha pedido a Renfe y ADIF que solucione otras carencias como la venta de billetes o la prestación de un mejor servicio a los discapacitados
El Ayuntamiento de Valdepeñas también ha pedido a Renfe y ADIF que solucione otras carencias como la venta de billetes o la prestación de un mejor servicio a los discapacitados - EFE
Fomento

Valdepeñas se moviliza para exigir más personal en la estación de tren

Una usuaria lleva recogidas 1.245 firmas en «change.org». El pasado día 9 estuvo a punto de ocurrir una tragedia cuando unos pasajeros se disponían a cruzar las vías mientras llegaba un convoy

CIUDAD REAL Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una usuaria de Renfe de Valdepeñas ha iniciado una campaña de recogida de firmas, a través de la plataforma online «Change.org», para exigir que se dote a la estación del municipio del personal necesario. Esta campaña ya ha sido apoyada con 1.245 firmas, según informa Efe.

La petición viene después de que hace unos días, concretamente el viernes 9, estuviese a punto de ocurrir una tragedia. Resulta que a las 10.50 horas por la megafonía de la estación se anunció que iba a pasar un tren sin parada y que no se acercara nadie a la vía 1. En ese momento otro tren procedente de Madrid, que acumulaba un retraso de 20 minutos, entró a la estación y paró en la vía 2. Los pasajeros de este último tren comenzaron a bajar y a cruzar la vía 1 hacia el andén porque desconocían el peligro que se avecinaba, ya que ellos no habían sido avisados. Sin embargo, «gracias a los que esperábamos en el andén, que aterrados gritamos y por señas hicimos que pararán, no ocurrió una tragedia», relata esta usuaria.

A estas reivindicaciones se suma el Ayuntamiento, que ya ha solicitado a Renfe y Adif que se habilite el personal necesario para evitar situaciones como la vivida el día 9. El Consistorio también pide que se subsanen otras carencias como la venta de billetes o la prestación del Servicio Atendo, para la asistencia a personas con discapacidad.

Mientras, la estación permanece cerrada la mayor parte del tiempo y durante los fines de semana no hay ningún supervisor, añade esta usuaria, a la que le parece «vergonzoso» que «cuando un tren se retrasa, los pasajeros, muchos de ellos ancianos, no puedan estar dentro de la sala de espera y tengan que permanecer fuera pasando frío».