Uno de los campos entre Torrenueva y Torre de Juan Abad donde estaban proyectadas las tierras raras
Uno de los campos entre Torrenueva y Torre de Juan Abad donde estaban proyectadas las tierras raras - UCLM

Quantum Minería recurrirá la decisión de la Junta sobre el proyecto tierras raras

Le ha acusado de desestimar el proyecto en el Campo de Montiel (Ciudad Real) por «criterios políticos en vez de técnicos»

Ciuda Real Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La compañía Quantum Minería recurrirá la decisión de la Junta de calificar como incompatible medioambientalmente el proyecto de minería de tierras raras en el Campo de Montiel (Ciudad Real) y le ha acusado de desestimar el proyecto por «criterios políticos en vez de técnicos».

Quantum ha explicado en un comunicado que la decisión de la Junta no la ha sorprendido, pues tanto el presidente regional, Emiliano García-Page, como el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez, ya desestimaron el proyecto hace meses «incluso antes de que se presentaran los informes técnicos».

Por este motivo, la compañía ha considerado que la resolución de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) responde a «prejuicios y motivaciones políticas más que a razones rigurosamente técnicas».

A pesar de esto, el equipo de Quantum reconoce que «albergó alguna esperanza» de que la resolución fuera positiva «dados los importantes beneficios socioeconómicos del proyecto, la prioridad dada por la Unión Europea a la extracción de tierras raras, la concesión de permisos de explotación para proyectos similares en la misma zona, así como el apoyo a la minería como motor de generación de empleo y riqueza en otras comunidades autónomas».

«Lamentablemente, la Junta se ha mantenido firme en su posición inicial, previa al estudio de la propuesta de proyecto», ha subrayado la empresa.

Quantum Minería recurrirá porque considera que, a lo largo del proceso de tramitación de la DIA, la Administración ha incurrido en ciertas irregularidades en lo que se refiere a plazos y acceso a información relevante para el proyecto.

Concretamente, en el tema de plazos, la compañía ha señalado el incumplimiento del de la definición del alcance del Estudio de Impacto Ambiental, que pasó de 3 a 12 meses, así como la fijación de un periodo de tres meses para la realización del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), para el que se habían fijado el alcance en el tema de biodiversidad que requería al menos un año de observaciones.

Por lo que respecta al acceso a la información, ha destacado la negativa a entregar datos de fauna en poder de la Administración y la no autorización de un sondeo para estudiar las posibilidades de un acuífero profundo no explotado.

Quantum Minería mantiene su compromiso con el proyecto y hará todo lo que esté en su mano para llevarlo a buen puerto a través del recurso contencioso-administrativo, aunque también contempla recurrir a otras opciones judiciales si fuera necesario.

La compañía ha reiterado que este proyecto ofrecería una solución medioambientalmente sostenible a los problemas de empleo y de envejecimiento de la población que está experimentando el Campo de Montiel, además de posicionarse como una región más competitiva gracias a su liderazgo en la producción de un mineral estratégico para las industrias verdes, entre otras, tanto a nivel comunitario como global.