Emiliano García-Page y Pedro Sánchez, en la última reunión que mantuvieron en La Moncloa el 15 de octubre
Emiliano García-Page y Pedro Sánchez, en la última reunión que mantuvieron en La Moncloa el 15 de octubre - EP

Nuevo trasvase, mismas quejas

El Gobierno aprueba ceder otros 38 hectómetros este mes y Page dice que «ya está bien»

ABC
ToledoActualizado:

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha aprobado este miércoles un nuevo trasvase de 38 hectómetros cúbicos. Esta cesión de agua llena de indignación a los castellano-manchegos. Sin embargo, se trata de una decisión que se ajusta a derecho: los embalses de Entrepeñas y Buendía acumulan más de 400 hectómetros cúbicos (en estos momentos están en unos 650), por lo que el trasvase es prácticamente automático.

La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez sitúa en una posición muy incómoda al PSOE regional. Los socialistas se pasaron siete años criticando al Gobierno de Rajoy por el tema del trasvase y resulta que el Ejecutivo de Sánchez está siguiendo la misma política.

Ayer, el presidente regional, Emiliano García-Page, dijo que «ya está bien» de trasvases y que «ya es hora de cambiar la política de agua de España». Sin embargo, se mostró realista: «Sé que el cambio no va a ser de un día para otro, y que no es fácil un consenso político e institucional».

Pese a ello, el presidente regional no pierde la esperanza y recordó que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dejado la puerta abierta a las desaladoras como alternativa a los trasvases. «Si conseguimos que con el tiempo el trasvase desaparezca va a ser por haber mantenido muy claro los intereses de la región por delante del de los partidos y por haber tenido cabezonería y tesón», añadió.

Tolón pide recapacitar

El portavoz de la Junta de Castilla-La Mancha, Ignacio Hernando, no pudo ocultar que el nuevo trasvase aprobado es una decisión «decepcionante», pero, a la vez, hizo unas declaraciones sorprendentes al añadir que el Gobierno puede estar tomando esta decisión «en contra de lo que realmente piensa».

Mientras, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, también socialista, pidió al Gobierno que recapacite ante una política de trasvases del siglo XX «que no se puede sostener». Tolón, compañera de Sánchez en el Comité Federal del PSOE, añadió que «alzará la voz donde la tenga que alzar».

Por su parte, el portavoz de Ganemos en el Ayuntamiento de Toledo, Javier Mateo, lamentó que circule el doble de agua por el acueducto del trasvase que por el cauce del Tajo. En todo caso, dijo Mateo, se trata de un «atentado» y de una «burla a los pueblos ribereños», por lo que animó a movilizarse el próximo 19 de enero en el Mirador de la Cava toledano.

Mucho más duros se mostraron tanto IU como los sindicatos. Juan Ramón Crespo, portavoz regional de la formación de extrema izquierda, cree que Page es un «pelele» en manos del Gobierno de Sánchez, ya que «no es capaz de defender los intereses de la región mientras el río Tajo se muere». El dirigente de IU añadió que el trasvase es un «insulto y una infamia» a Castilla-La Mancha.

En cuanto a los sindicatos, el secretario regional de UGT en la región, Carlos Pedrosa, calificó a Pedro Sánchez como «el presidente más trasvasista» al haber autorizado siete cesiones de agua en los mismos meses que lleva en el Gobierno.

El líder de CCOO, Paco de la Rosa, aseguró que «este gobierno, más allá de hacer grandes discursos, tendría que hablar no solo de trasvases sino de finalización de trasvases y de alternativas para el riego y el consumo humano que no signifiquen la desecación, la desertización y el empobrecimiento de todos los ciudadanos que viven en torno a los cauces de las confederaciones hidrográficas del Júcar y el Tajo».

Murcia celebrará los 40 años

Por su parte, desde Murcia, su presidente, Fernando López Miras, recordó que no aprobar el trasvase «sería faltar a la legalidad. Además, anunció que su comunidad autónoma va a firmar un convenio con el Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura (Scrats) para celebrar los 40 años que en 2019 se cumplen de esta infraestructura. López Miras añadió que el trasvase es la obra «más solidaria y vertebradora» de España.