«No hay escasez de iniciativas, las ideas están, lo que hace falta es financiación»
David Sánchez Paños, durante el congreso nacional de AJE celebrado este fin de semana en Albacete/ABC

«No hay escasez de iniciativas, las ideas están, lo que hace falta es financiación»

MERCEDES MARTÍNEZ|
ALBACETEActualizado:

David Sánchez Paños conoce muy de cerca la situación empresarial. De familia emprendedora, dueños de Autoescuela Paños, este «clan» ha sabido mantenerse en la línea de negocios ampliando las empresas y creando otras dos —de formación de conductores, y de consejeros de mercancías peligrosas—, eso sí, todas relacionadas «con lo que lleve ruedas». Fue uno de los fundadores, junto a su «amigo» Rafael Jávega, de la Asociación de Jóvenes Empresarios, AJE, de Albacete. De 2003 a 2008 ejerció su presidencia y desde abril de 2009 dirige a los jóvenes empresarios de la región. Estos días, en Albacete, muchos «colegas» de otros puntos de España vinieron a conocer «nuevos tiempos» para sus empresas y, por qué no, a compartir sus esperanzas, sus experiencias y algún «quita sueños».

¿Cuál es el balance que realiza del XV Congreso Nacional de Jóvenes Empresarios, celebrado este pasado viernes y sábado en Albacete?

— En general, ha sido muy positivo. Lo primero que quiero resaltar es el rotundo éxito de participación, con la representación de las 17 Comunidades Autónomas; es el Congreso donde más participación ha habido de todos; pero, además, es el Congreso con más acompañantes. Yo diría que ha habido dos tipos de congresos, para el congresista y para su acompañante, con actividades paralelas.

¿Qué ideas cree que ha podido recibir el joven empresario de esta cita?

—Como dice su lema, «Nuevos empresarios para nuevos tiempos», vienen nuevos tiempos donde las empresas hay que adaptarlas. El joven que acaba de empezar que ha venido para ver cómo está este tema y los que llevamos unos años funcionando, la idea que podemos sacar es que hay que adaptar nuestras empresas a nuevos formatos para adaptarlas a los nuevos tiempos.

Hemos querido con el lema informar a los empresarios de esos futuros cambios que deben hacer y mirar más allá. Hace varios días se publicó que en Castilla-La Mancha han subido las exportaciones en el último mes. Parece que ahora como hay menos recursos, la gente se echa para atrás. Pero, no es así; hay más iniciativa en el emprendedor y sobre todo en el internacional. También podemos coger el modelo de empresa de otras naciones, o intentar explotar los nuevos mercados.

¿En qué tienen que insistir los empresarios para adaptar sus negocios a esos nuevos tiempos?

— Sobre todo, en la gestión. Debemos adaptar nuestra mentalidad de empresario a una nueva gestión, en la que todos seamos colaboradores. Tenemos que quitar la imagen del empresario de hace decenas de años; tenemos que colaborar todos, los empresarios con los trabajadores y colaboradores o viceversa; tienen que surgir ideas de todos y todos nos tenemos que involucrar en el proyecto de la empresa. Esto es fundamental.

¿Tiene dificultades el joven empresario para encontrar financiación de cara a poner en marcha un proyecto o mantener el que ya tiene?

— Sí, en el momento en que estamos, con la crisis financiera, hay más trabas para conseguir la financiación adecuada y necesaria. Nos ha sido muy grato que anunciara en la inauguración del Congreso, el pasado viernes, la directora general de Pymes, Estela Gallego, esa nueva línea de créditos para jóvenes empresarios, que va a firmar con la Confederación Estatal y con la que se va a ayudar más a los jóvenes emprendedores; esto habría que resaltarlo porque esas trabas que podemos tener, las va a eliminar en parte.

En Castilla-La Mancha ¿existe espíritu emprendedor?

— Sí, siempre se ha caracterizado en ser una Comunidad Autónoma muy emprendedora. Antes de la crisis, era la que más empresas creaba mensualmente; estábamos a la cabeza de las Comunidades Autónomas emprendedoras. Parte de la culpa se la echaría a un elemento muy fundamental, la Universidad. Se ha centrado en dar posibilidades a la gente para emprender y a darle facilidades para llevar a cabo su idea. Desde que se creó. la UCLM es fundamental para esto.

¿Y con qué instrumentos se cuenta?

—El campus de Albacete tiene un departamento de Promoción Empresarial que ayuda en la puesta en marcha de ideas. Además, contamos con los Centros Europeos de Innovación (CEEI's), el Parque Científico y Tecnológico, y yo quiero resaltar que las empresas hoy en día no tienen nada que ver con las de hace 30 años. Muchas empresas están relacionadas con el mundo agropecuario, fundamental en esta región, pero hay un gran número de empresas con alto nivel tecnológico. También estamos a la cabeza en la región en empresas de energías renovables, pero sobre todo de las TIC, donde Castilla-La Mancha ha despuntado y creo que parte de su culpa se debe a la Universidad.

Y, ahora en plena crisis económica, ¿se ha notado un descenso de iniciativas empresariales por parte de los jóvenes de la región?

—No hay falta de iniciativas,las ideas están, lo que hace falta es ponerlas en marcha. Lo que hacen los empresarios de Castilla-La Mancha es unirse: uno tiene la idea, la complementa con otro que tiene otra idea, y lo que se producen son empresas con varios socios. Esto es lo que está predominando ahora mismo. Ha bajado el número de empresas creadas pero porque han disminuido las empresas unipersonales. Las dificultades que están teniendo es la falta de financiación, porque te tiene que avalar tu padre, tu tío...la familia, con su patrimonio. Por eso, decía anteriormente de la importancia de esa nueva línea de préstamos, sin aval, para proyectos viables, que es un alto porcentaje.

Se han creado, tanto en Albacete como en Ciudad Real a través de la Asociación, un Vivero de Empresas. ¿Ha dado sus frutos? ¿Son estas instalaciones utilizadas e importantes para los jóvenes?

—El Vivero de AJE Albacete se creó en 2003, de forma particular, sin ningún tipo de ayuda; lo construimos con nuestras propias manos, en nuestro tiempo libre; ha sufrido tres obras de ampliación, pasando de 4 a 7 despachos, que están al cien por cien de la ocupación. El caso de Ciudad Real es muy similar. Comenzó hace año y medio; siempre ha estado también al cien por cien de la ocupación desde su inicio. Con esta buena y positiva experiencia, la federación regional propuso un proyecto a la Junta de Comunidades de hacer una red de Viveros; ahora queremos crearlo en Guadalajara, aprovechando las instalaciones que tienen del Centro de Empresas.

¿Sería necesario crear más?

—Yo, en mi época de presidente de AJE Albacete, cuando vimos que el Vivero era viable, veíamos la necesidad de crear un Vivero Industrial. Creo que hoy en día es muy importante. Hacer naves de 200, 300 metros cuadrados; darles algo de infraestructura, independientemente de a lo que se dediquen. Ha habido empresas que se fueron del Vivero porque se les quedaba pequeño y tenían que irse a una nave; el objetivo es que estén unos meses, generen unos recursos y después inicien la actividad por su cuenta. El tiempo máximo que pueden estar es de 2 años. Nosotros les tutelamos, les ayudamos en la medida en que está en nuestras manos.

Sin embargo, tenemos el problema de la financiación porque tendríamos que comprar el suelo, montar la estructura de la nave... la finalidad es muy buena pero hoy en día, inviable por falta de financiación. No lo descartamos.

¿La vida de una empresa joven tiene futuro? ¿Son constantes los jóvenes a la hora de mantener su propio negocio?

—Sí, se dan más casos de personas que trabajan por cuenta ajena o incluso en la Administración y se salen para montar su propia empresa, que al contrario. que los que cierran la empresa para trabajar para otros. En el Vivero de Albacete se han creado en los últimos 7 años 46 empresas donde la mortalidad no llega al 10 por ciento, es decir, solamente 2 ó 3 han dejado de existir. Sí ha habido reestructuración, es decir autónomos que se autoemplean para montar una empresa, el del despacho de al lado tiene una idea complementaria, y se unen para crear una nueva. Aquí no se puede hablar de mortalidad, sino de creación de una nueva.

¿Existe unidad empresarial en Castilla-La Mancha entre los jóvenes empresarios y la patronal?

—A nivel de nuestra organización, es una federación regional que la componen las cinco provincias donde nunca ha habido votaciones para elegir a la Junta Directiva, porque siempre ha predominado la unanimidad y el consenso. La Junta está compuesta por los cinco presidentes provinciales. Solamente nos falta que Guadalajara entre a formar parte de la Confederación Estatal de Organizaciones Empresariales, CEOE, para integrarnos en la Confederación de Castilla-La Mancha, Cecam, y creo que esa unión se va a producir formalmente antes del verano. Las demás provincias somos miembros integrantes de la CEOE, y solamente falta el formalismo de AJE Guadalajara para que entre a formar parte de la CEOE y de ahí en la Cecam.

El único escollo grave que hubo en la organización fue en Ciudad Real, pero hace año y medio se solventó y AJE Ciudad Real ya pertenece con normalidad a la Cecam.