De izquierda a derecha: Juan Ramón Amores, director general de Deportes, Ángel Felpeto, consejero de Educación, y Javier Valenciano, decano de la Facultad de Educación de la UCLM
De izquierda a derecha: Juan Ramón Amores, director general de Deportes, Ángel Felpeto, consejero de Educación, y Javier Valenciano, decano de la Facultad de Educación de la UCLM - JCCM

La Junta recurre al «Big Data» para poner coto al sobrepeso infantil

Desde hace tres años, un Observatorio recopila los hábitos físico-deportivos de 5.000 escolares de Castilla-La Mancha

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hace un tiempo, la Junta diseñó una Estrategia para la Prevención del Sedentarismo y la Obesidad en Castilla-La Mancha, partiendo de una idea general: en torno al 30 por ciento de los niños y adolescentes españoles tienen sobrepeso. «Ante esto se puede mirar hacia otro lado o actuar», dijo este jueves el director general de Deportes, Juan Ramón Amores.

La Junta, es evidente, decidió actuar. Firmó un convenio con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y puso en marcha los Proyectos Escolares Saludables, que ofreció de forma voluntaria a todos los centros de Primaria y Secundaria de la región. El objetivo era conocer los hábitos físico-deportivos de los niños de entre 6 y 16 años. Por ello se creó el Observatorio de la Actividad Física de Castilla-La Mancha (Obafi), «único en España» y del que «muchos países europeos quisieran tener una plataforma como esta», según Amores.

Durante los últimos tres años, el Observatorio se ha dedicado a recopilar datos de los chavales de los centros que han querido participar en este pilotaje. De momento, son 181 colegios y unos 5.000 escolares, aunque el próximo curso está previsto que se sumen otros 65 centros.

«Con poco se ha hecho mucho», cree el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto. Y, en general, «el escenario es positivo», añadió el decano de la Facultad de Educación de la UCLM, Javier Valenciano.

Por ejemplo, el 65,49 por ciento de los niños presenta un peso normal. Esto se traduce en que tienen una capacidad aeróbica (la llamada resistencia) media, alta o muy alta. Dicho de otra manera: su salud cardiovascular es buena. Del resto, el 20,75 por ciento de los escolares presenta sobrepeso y el 11,38 son obesos. En el lado contrario, el 1,75 por ciento acusa delgadez y el 0,63 delgadez severa.

Otro dato: el 57,63 por ciento de la población analizada participa en actividades físico-deportivas organizadas. Las modalidades más practicadas son, por este orden: fútbol, baloncesto, danza, natación, atletismo y voleibol.

Todo esto y muchísimo más está disponible en la web del Obafi. Además, también se pueden establecer tendencias al cruzar diversas variables como la edad, el sexo, la provincia o el municipio (menor o mayor de 2.000 habitantes).

En cualquier caso, el decano de la Facultad de Educación explicó que, de momento, hay que ser «cautos», ya que «aún no hay un tamaño muestrario suficiente» para sacar conclusiones absolutas.