Castilla-La Mancha quiere poner coto a las agresiones a profesores en sus centros
Castilla-La Mancha quiere poner coto a las agresiones a profesores en sus centros - ABC

La Junta se personará en todos los juicios por agresiones al profesorado

Además, contratarán un seguro que cubra la defensa jurídica de los profesores tanto de centros públicos como privados y concertados

ToledoActualizado:

A raíz del último caso de agresión a un docente, el pasado 24 de octubre, cuando una madre golpeó a una profesora en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Pastor Poeta de Ocaña (Toledo), el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere tomar cartas en el asunto para intentar que este tipo de sucesos no se vuelvan a repetir.

Así, el Consejo de Gobierno de esta semana ha aprobado dos medidas encaminadas a garantizar el ejercicio pacífico de la docencia en las aulas y hacer de los centros educativos espacios libres de violencia. Fue ayer el portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, Nacho Hernando, el que informó de esta iniciativa y, para ello, explicó que han aprobado autorizar al gabinete jurídico de la Junta de Comunidades que se persone como acusación particular en los procesos derivados de casos de agresión al profesorado.

Esta iniciativa, puntualizó Hernando, es adicional a la recogida en la Ley de Autoridad del Profesorado de Castilla-La Mancha, de 10 de mayo de 2012, «reforzando así la figura del docente y garantizando el ejercicio pacífico de su profesión». Esto es algo que el Gobierno regional ya contemplaba en el caso de agresiones a los profesionales sanitarios, recordó, y ahora considera necesario ampliar esta cobertura en el caso de los profesores de la comunidad autónoma.

Pero, además, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes va a contratar un seguro que cubra la defensa jurídica en procesos civiles y penales del personal docente tanto de centros públicos no universitarios como de centros privados y concertados.

Ambas decisiones, añadió el portavoz regional, han sido adoptadas por el Consejo de Gobierno y, aunque no son muchos los casos de insultos, amenazas o agresiones a docentes en Castilla-La Mancha, «basta con una sola agresión para que se tomen este tipo de medidas contundentes».

En su opinión, «la escuela debe ser un lugar para generar todo tipo de oportunidades y ningún conflicto», enfatizó Hernando, que recordó que este procedimiento ya se viene aplicando en las agresiones al personal sanitario.