En 2017, la multinacional alemana reorganizó la empresa en cuatro unidades de negocio: turismos, furgonetas, camiones y recambios
En 2017, la multinacional alemana reorganizó la empresa en cuatro unidades de negocio: turismos, furgonetas, camiones y recambios - ABC

Huelga indefinida en el centro de Mercedes-Benz en Azuqueca a partir del lunes

Situada en el polígono Miralcampo, la empresa tiene 170 empleados y está negociando un nuevo convenio colectivo

Actualizado:

El comité de empresa de Mercedes-Benz Parts Logistics Ibérica, cuyas instalaciones se ubican en el polígono Miralcampo de Azuqueca de Henares, ha convocado a instancias de la plantilla una huelga indefinida desde el lunes tras la ruptura de las negociaciones del nuevo convenio colectivo específico para este centro de trabajo.

«No nos gusta tener que haber llegado a estos extremos, pero la actitud de la empresa, de no negociación y de imposición a toda costa de sus planteamientos, nos ha obligado a ello», explica el presidente del comité de empresa, Simón García, quien añade que «será la primera vez que en este centro se afronte una huelga como esta».

La empresa cuenta con 170 empleados (146 de convenio y 24 directivos), cuyo trabajo se basa en la distribución de piezas y recambios para toda la red de concesionarios y servicios oficiales de Daimler-Mercedes en España, Portugal, Marruecos y Andorra. La aplicación de un convenio colectivo propio para su centro de recambios de Azuqueca, diferente del resto de las divisiones de la empresa, es una pretensión que Mercedes-Benz España ya quiso imponer en 2017 en contra de la opinión de CCOO y de los trabajadores.

«Ahora se están confirmando nuestros temores: lo que busca la empresa es recortar costes salariales, precarizar la contratación y degradar las condiciones laborales», señala el líder del comité.

En enero de 2017, la multinacional alemana reorganizó la empresa en cuatro unidades de negocio: turismos, furgonetas, camiones y recambios. Al mismo tiempo, la dirección decidió unilateralmente que el comité de empresa dejaba automáticamente de representar a toda la plantilla y que cada uno de sus miembros (6 de CCOO y 3 de UGT) pasaban a representar exclusivamente a los compañeros de sus propios centros de trabajo.

Según el responsable del comité, esta imposición fue denunciada y se ganó en instancia, pero aún sigue pendiente de resolución el recurso de la empresa.

Por último, las negociaciones del nuevo convenio colectivo comenzaron el 15 de marzo y, «tras seis reuniones sin avances ni movimientos de acercamiento por parte de la empresa, todos los trabajadores del centro encabezados por el comité de empresa hemos decidido ir a la huelga indefinida».