Agustina García Élez, consejera de Fomento de Castilla-La Mancha
Agustina García Élez, consejera de Fomento de Castilla-La Mancha - JCCM

García Élez, a Teresa Ribera, sobre el trasvase: «No se puede ser ecologista a tiempo parcial»

La próxima semana el presidente Emiliano García-Page se reunirá con el líder del PP castellano-manchego, Francisco Núñez, para hablar del agua

ToledoActualizado:

Como se suele decir, la alegría va por barrios. Hace menos de dos semanas era Castilla-La Mancha la que mostraba su satisfacción por el hecho de que el Ministerio de Transición Ecológica aprobara para el mes de noviembre un trasvase del Tajo al Segura de 7,5 hectómetros cúbicos sólo para uso doméstico, y no para regadío. Pero ahora esa felicidad se ha tornado, de nuevo, en irritación en el Gobierno castellano-manchego debido a la derivación de 38 hectómetros cúbicos de agua autorizada este lunes con destino al Levante.

Distan mucho las declaraciones del pasado 29 de noviembre del portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, en las que aseguraba que «nunca antes un ministro o una ministra del Gobierno de España había dicho a un presidente de Murcia que su plan era frenar el trasvase», de las realizadas este martes por la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, quien se dirigió a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en los siguientes términos: «No se puede ser ecologista a tiempo parcial».

Así ha caído la noticia en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que además de volver a recurrir el nuevo trasvase de 38 hectómetros cúbicos, según ha anunciado la consejera de Fomento, ha marcado dos vías de actuación. Por un lado, la derogación del Memorándum sobre el Trasvase Tajo-Segura, «algo que puede ser lento en el tiempo, pero creemos que el Gobierno de España debe ser valiente y justo con los que más lo necesitan».

Y, por otro lado, han pedido que se cambien las reglas de explotación del trasvase, que se actualicen los datos y que se pongan en marcha las desaladoras. Unas peticiones que, según ha señalado García Élez, ya trasladó al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, a principios de noviembre en la documentación que le entregó en su reunión. Unos documentos a los que ahora se suma, en la información que han mandado este martes al Ministerio de Transición Ecológica, un informe elaborado por la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales que incluye los valores medioambientales de los hábitats del río Tajo.

Para defender esta posición y los intereses hídricos de Castilla-La Mancha, la consejera de Fomento ha pedido el consenso de todos los partidos políticos, colectivos y de la sociedad en general. En este sentido, ha adelantado también que la próxima semana el presidente Emiliano García-Page se reunirá con el líder del PP castellano-manchego, Francisco Núñez, para tratar el tema del agua.