Manuel González Ramos, delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha
Manuel González Ramos, delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha - EFE

El delegado del Gobierno pide a los ciudadanos denunciar alojamientos «indignos» de temporeros

Por su parte, el consejero de Agricultura y sindicatos han apostado por la creación de un convenio regional en el campo

ToledoActualizado:

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, ha invitado a los ciudadnos a denunciar aquellos incumplimientos que pudiese haber en el campo «como los alojamientos indignos», ya que el aumento de la vigilancia de la Policía Nacional y la Guardia Civil no es suficiente para «desterrar» lo que se hace mal en el terreno agrícola.

El delegado que ha asistido este miércoles en Toledo a la Comisión de Coordinación Regional de Flujos Migratorios Laborales en Campañas Agrícolas, se ha dirigido a los medios junto al consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, y ha señalado que los agricultores y las empresas hacen un «cumplimento abosluto y riguros, pero hay cosas que se pueden mejorar» para mejorar las condiciones de alojamiento de los trabajadores.

González Ramos ha indicado que en el segundo semestre del año hay más «intensidad» de trabajo en el campo por lo que aumentarán la vigilancia y por ello ha pedido la colaboración de todos para que se pongan en conocimiento de las administraciones las posibles irregularidades que puedieran cometer los agricultores con los trabajadores.

Asimismo, el delegado ha indicado que se va a mejorar la agilización de contratación para que cuando los agricultores necesiten mano de obra «no tengan que esperar mucho tiempo».

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha avanzado que sería «importante» poner en marcha un convenio regional en el campo, porque según ha mostrado «ya ha terminado el tiempo de hacer convenios provinciales», opinión que comparten los representantes sindicales que instan a futuras negociaciones para llegar a un acuerdo.

Según ha expresado el consejero este convenio serviría para que cualquier provincia «tenga las mismas condiciones y se negocie de una manera única», lo que a su juicio, supondría un gran avance desde el punto de la relación contractual entre empleados y empleadores del sector agrario.

40.000 asalariados en el campo

Martínez Arroyo ha destacado que en la región hay 120.000 solicitantes de la Política Agraria Comunitaria (PAC), de los que un cuarto de ellos cotizan como autónomos, y entre todos ellos contratan a unos 40.000 trabajadores asalariados en las campañas, por ello «se trata de garantizar los derechos de esos trabajadores».

En general, según ha dicho , los agricultores y ganaderos «cumplen con la normativa legal» para contratar a los trabajadores asalariados, pero ha destacado que si hay alguno que no cumple «hay que desterrarlo del campo de Castilla-La Mancha».

En este sentido, el secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa ha expresado tras la reunión que «hay que evitar el fraude y la explotación y la mejor forma es conocer la mano de obra necesaria para las diferentes campañas».

Asimismo, ha recordado que en una región como la nuestra con tanto volumen de explotaciones agrarias «no se justifica unas condiciones laborales más propias del siglo XIX».