«Rituales en Haití», una de las fotografías que se pueden contemplar en el nuevo espacio de Puertollano
«Rituales en Haití», una de las fotografías que se pueden contemplar en el nuevo espacio de Puertollano - ABC

CulturaCristina García Rodero, la única fotógrafa con un gran museo en España

La creadora ha inaugurado esta semana en Puertollano un centro en el que se exhibirá su legado, pero también estará abierto a nuevos artistas

Ciudad RealActualizado:

Han pasado menos de 24 horas tras la apertura de su museo, pero la fotógrafa Cristina García Rodero (Puertollano, 1949) ha reconocido estar aún nerviosa y casi «como una mujer de Almodóvar, al borde de un ataque de nervios». Sin embargo, no duda en reiterar que este proyecto representa para ella «un orgullo y demuestra el cariño que me tiene mi pueblo». En este museo (inaugurado esta semana) se podrá contemplar a partir de ahora la obra que ella ha realizado en medio siglo.

Cristina García Rodero ha agradecido la «generosidad y colaboración» que ha recibido por parte del Ayuntamiento de Puertollano para hacer realidad este museo, el primero que se dedica a una fotógrafa en España.

La creadora no solo es profeta en su tierra sino que ha ido sumando méritos en su extensa trayectoria. Es la única en España que forma parte de la agencia Magnum (desde 2009), un World Press Photo en la categoría de Arte, en 1993; el Premio Nacional de Fotografía (1996), la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2005), el Premio PHotoEspaña (2017).

Pero quizá lo que más ilusión le ha hecho a la artista es que el Museo Cristina García Rodero va a ser un centro de referencia: abierto a los nuevos fotógrafos, a la formación, a la investigación y a los profesionales que quieran documentarse sobre uno de los oficios más importantes y determinantes para la sociedad contemporánea.

El Museo Cristina García Rodero ocupa las dependencias del antiguo museo municipal de Puertollano. Son más de 2.100 metros cuadrados distribuidos en tres plantas en las que se exponen cerca de 200 fotografías de la autora, casi todas surgidas de «Rituales en Haití», una obra resultante de sus viajes entre 1997 y 2004 a la isla caribeña. «La gente tiene que venir a Puertollano para contemplar estas bellas estancias y ver que esta localidad tiene una oferta cultural impresionante», ha señalado la creadora.

El proyecto —ha recordado la artista—, comenzó a gestarse hace un año cuando se lo propusieron las autoridades municipales. Luego, el proyecto se presentó en la Feria Internacional del Turismo (Fitur). «A partir de ese momento fue muy rápido y hemos conseguido crear un espacio muy bonito, que insisto en que hay que visitar», ha señalado.

El tiempo y la historia

Cristina García Rodero, una mujer menuda y dulce, habla del trabajo que tiene pendiente y de todos los proyectos que ahora quiere concluir, porque insiste en que el tiempo y la historia pasan muy rápido. Por eso, ha insistido en que sus retos inmediatos pasan por terminarlos. «Voy donde haga falta para concluirlos, aunque ya estoy muy mayor», se ha lamentado.

Sin embargo, aprovecha esta entrevista para hablar de uno de sus proyectos: India, un país que visita cada vez que puede y en el que quiere abordar sus rituales. «Es una cultura diferente. En India uno pasa todo lo inimaginable, por el idioma que hablan y las creencias que tienen». También en su agenda futura está Cuba, entre el cielo y la tierra (que ya tiene cerrado) y en el que aborda los aspectos espirituales y las contradiciones del ser humano; así como el agua, el fuego...

La España profunda y Castilla-La Mancha no están en sus proyectos inmediatos, aunque ha matizado, que ya los ha abordado desde diferentes aspectos y les ha dedicado más de 15 años. «Aunque la gente me sigue pidiendo que exponga la España oculta. Posiblemente haga una nueva exposición», ha afirmado.

Ahora su deseo es viajar fuera de España. Ella, que se considera una mujer curiosa y vital, reitera que en sus fotografías intenta que su mirada sea lo más tierna y emotiva posible».

Por eso, al preguntarle cómo definiría a la fotografía, Cristina sentencia: «Es como una forma de sentir, de ver, de querer narrar. Es enfrentarte a la vida y estar cerca de ella y contar lo que estás viendo de la mejor manera posible». Así pues, la cámara de Cristina García Rodero volverá a sorprendernos con nuevas historias para hacernos viajar a otros mundos.