La declaración de Patrimonio de la Humanidad no sólo afecta a su casco histórico, sino también a la hoces de los ríos Júcar y Huécar y a los barrios de San Antón y Tiradores
La declaración de Patrimonio de la Humanidad no sólo afecta a su casco histórico, sino también a la hoces de los ríos Júcar y Huécar y a los barrios de San Antón y Tiradores - J. Ferreras

Cuenca, 20 años como Ciudad Patrimonio de la Humanidad

Este martes se conmemora el título concedido por la Unesco

CuencaActualizado:

Cuenca celebra este martes, 6 de diciembre, sus 20 años como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Un título que la Unesco le concedió por el cumplimiento de dos de los criterios de selección: «exhibir un intercambio de valores humanos dentro de un área cultural del mundo en el desarrollo de su arquitectura, tecnología, artes, urbanismo y diseño paisajístico y por ser un ejemplo destacado de conjunto arquitectónico que ilustra etapas significativas de la historia de la humanidad».

Cuenca fue la novena ciudad española que fue declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad. En la evaluación que realizó el Icomos para recomendar a la Unesco que aceptara la candidatura se resaltaba que su Casco Antiguo es un destacado ejemplo de la ciudad medieval fortificada que ha conservado su paisaje urbano original y que mantiene muchos ejemplos excelentes de arquitectura secular y religiosa de los siglos XII al XVIII.

También se subrayaba que esta ciudad amurallada se mezcla con el paisaje natural que le rodea. Es por ello que la declaración de Patrimonio de la Humanidad afecta no solamente al Casco Antiguo y al barrio del Castillo, sino a las hoces de los ríos Júcar y Huécar que lo rodean y a los barrios de San Antón y Tiradores.

La iniciativa para que Cuenca presentara su candidatura a Ciudad Patrimonio de la Humanidad arrancó en 1988 por parte de la Cámara de Comercio, presidida entonces por Rafael Araque, aunque no fue hasta 1994 cuando el Ayuntamiento de Cuenca comenzó a tramitar la solicitud, que recibió el apoyo del Gobierno de España, de las Cortes de Castilla-La Mancha y de otras ciudades que habían obtenido la declaración.

Pasaron dos años hasta que la Unesco, en una reunión celebrada en Mérida (México), otorgaba este título a Cuenca, que recibía su declaración en la misma fecha que Hiroshima y la Lonja de Valencia. La noticia fue comunicada el día 6 y el 7 de diciembre el Comité de Patrimonio Mundial inscribía a la Ciudad Histórica Fortificada de Cuenca por «el valor excepcional y universal de un sitio cultural o natural que debe ser protegido para el beneficio de la humanidad», según informa la organización del 20 aniversario.

Esta inscripción la firmaba Federico Mayor Zaragoza, entonces director general de la Unesco, que el 29 de marzo de 1997, en un día tan especial para la ciudad como el Viernes Santo, entregaría a Cuenca su título de Ciudad Patrimonio en un acto que se celebró en el Palacio de la Diputación Provincial.

Manuel Ferreros fue el alcalde que tuvo el honor de recoger esta distinción. En 1998 Cuenca entraba en el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, con el que estas localidades impulsan actividades de promoción turística conjunta tanto en su propio país como en los mercados internacionales.

Para fortalecer todavía más la figura de Cuenca como Ciudad Patrimonio en el año 2004 se creaba elReal Patronatocon el fin de coordinar a las Administraciones Públicas en todas las acciones orientadas a la conservación y revitalización del patrimonio y el desarrollo de actividades culturales y artísticas.

El Rey Juan Carlos y el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presidieron la constitución del Real Patronato de Cuenca
El Rey Juan Carlos y el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presidieron la constitución del Real Patronato de Cuenca - EFE

Este patronato se constituyó oficialmente un año después en una reunión en el Parador en la que participaron el rey Juan Carlos y el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El Consorcio Ciudad de Cuenca es el órgano encargado de la ejecución de las actuaciones orientadas a la conservación y revitalización del patrimonio de la ciudad y la potenciación de su vida cultural.

Algunas de las últimas actuaciones que se han desarrollado a través de este organismo son la remodelación de la Plaza de Mangana, la rehabilitación de la Casa de la Demandadera y la urbanización del Jardín de los Poetas, además de otorgar varias subvenciones para la realización de actividades culturales, especialmente en el Casco Antiguo.

Este organismo ha financiado también los espectaculares videomappings que se proyectaron durante los meses de agosto, septiembre y octubre en la Catedral de Cuenca, como complemento a la exposición «La Poética de la Libertad» que se ha podido visitar en este monumento conquense. Unos espectáculos de luz y sonido que han asombrado a miles de espectadores.

En este año que se cumplen los 20 años de Cuenca como Ciudad Patrimonio la ciudad está marcando cifras históricas en número de turistas y pernoctaciones.

La efeméride obtuvo por parte el Gobierno de España la declaración de Acontecimiento de Excepcional Interés Público y se han redoblado los esfuerzos para incrementar la programación de eventos culturales y deportivos que ha acogido la ciudad durante este 2016, que además ha coincidido con otras dos fechas importantes: los 50 años del Museo de Arte Abstracto de Cuenca y el IV Centenario de la Procesión Camino del Calvario.

Para el desarrollo de esta programación se convocó, con el patrocinio principal de Globalcaja, un concurso de ideas con el nombre de «+Patrimonio», que permitió desarrollar una decena de actividades variadas: un ciclo de conferencias dedicado al artista Gustavo Torner, un pasacalles en honor a Fernando Zóbel que incluía sendos muñecos gigantes del pintor filipino y del propio Torner; una exhibición de danza aérea; unas rutas interpretativas por las hoces, un festival de teatro callejero, una yincana fotográfica…

A estas se suman otras muchas actividades impulsadas por la Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca, incluyendo las de la propia programación del Teatro Auditorio.

La programación de este XX Aniversario tendrá como colofón una gala que se celebrará el próximo 13 de diciembre en el Auditorio y en la que se proyectará la película «Cuenca Emocionante».