Imagen de la manifestación por las calles de Piedrabuena (Ciudad Real)
Imagen de la manifestación por las calles de Piedrabuena (Ciudad Real) - Gabinete Multimedia

Centenares de usuarios de la N-430 exigen su arreglo para «no provocar más muertes»

Critican Fomento por su inacción en el arreglo y la mejora del trazado de una carretera en la que han fallecido casi 50 personas en los últimos diez años

Ciudad Real Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Centenares de usuarios de la N-430 y alcaldes de localidades de Ciudad Real, Cáceres y Badajoz que se encuentran al paso de esta carretera han mostrado este jueves, durante una manifestación pacífica en Piedrabuena (Ciudad Real), su indignación contra el Ministerio de Fomento por su inacción en el arreglo y la mejora del trazado de una carretera en la que han fallecido casi 50 personas en los últimos diez años. «No queremos que provoque más muertes», como han señalado los participantes de manera unánime.

Al frente de la marcha estaba el portavoz de la plataforma convocante, «Nacional 430: digna y segura», Venancio Rincón, alcalde también de Puebla de Don Rodrigo, además del de Herrera del Duque (Badajoz), junto con los de Piedrabuena Luciana, Picón y Alcolea de Calatrava (Ciudad Real), entre otros, acompañados de vecinos llegados desde las 52 localidades que conforman esta plataforma, los manifestantes han mostrado su indignación «por una situación que ya se ha prolongado demasiado».

«Hemos dejado nuestros puestos de trabajo para hablar de algo muy importante que nos afecta a todos, que es la seguridad de nuestras vidas y las de nuestros hijos, en una carretera que no es adecuada para soportar la intensidad de tráfico, especialmente de camiones, que tiene cada día», afirmó Rincón, quien pidió al Ministerio que termine de hacer la autovía que une Ciudad Real con Torrefresneda, «cuyo trazado natural es la N-430». «Necesitamos una vía acorde a los 1.100 camiones diarios y 4.500 vehículos ligeros que la atraviesan y no estamos dispuestos a seguir con la vía en el sentido en que se encuentra», manifestó.

Con el mensaje «Por el desdoblamiento de la Nacional 430. No más muertes en nuestra carretera. Arreglos urgentes ya» entre las manos, los manifestantes comenzaron a caminar pasadas las once de la mañana, tras una concentración en los populares Jardinillos de la localidad, para avanzar por la propia N-430, que discurre por el interior del pueblo, hasta llegar a la salida hacia Luciana, donde dos alumnas del instituto «Mónico Sánchez» de Piedrabuena y vecinas de Puebla de Don Rodrigo, Estrella González y Laura Lucío, han leído un manifiesto en representación de todos los jóvenes de la comarca.

Como resaltaron, «basta de soportar una carretera en la que tantas personas han perdido la vida, repleta de niebla, baches, curvas peligrosas, con tantos miles de vehículos pasando cada día, además de ser la única vía que nos une con la capital».

Las jóvenes mostraron su alegría por la lucha conjunta y han invitado a todos aquellos que dicen que es una carretera sin puntos negros, a que la utilicen. «Ellos no subirían a sus hijos, día a día, a un autobús para circular por esta carretera, en la que no queremos más parches ni controles innecesarios», como relataron, antes de concluir que «la situación no mejora y sigue habiendo accidentes, por lo que queremos que nos escuchen, nos comprendan y que la N-430 tenga ya una reforma urgente».

El alcalde de Piedrabuena, José Luis Cabezas, durante su intervención
El alcalde de Piedrabuena, José Luis Cabezas, durante su intervención - Gabinete Multimedia

Por su parte, el alcalde de la localidad anfitriona de la manifestación, José Luis Cabezas, refrendó la petición de los vecinos, usuarios y autoridades presentes para recordar que «la seguridad y la vida de las personas es fundamental y prioritaria», además de que «el desarrollo económico y la creación de empleo sólo pueden llegar con las vías de comunicación adecuadas, por lo que exigimos al Ministerio de Fomento y al Gobierno de España que mejoren de manera urgente esta carretera».

Para lograr este objetivo, agradeció todo el apoyo ciudadano que ha quedado patente en la manifestación, además de «dar la bienvenida a todos los respaldos que nos puedan llegar, tanto de las Diputaciones provinciales de Ciudad Real y a las de Cáceres y Badajoz, como a los Gobiernos regionales, así como a empresarios y todos los colectivos que puedan sumar». «Los convocantes de la protesta no estamos en contra de nadie y entendemos que otras comarcas puedan pedir sus propias reivindicaciones, pero todos tenemos nuestras necesidades y derechos y por eso estamos aquí reclamándolos», aclaró.

Por último, el regidor de Herrera del Duque (Badajoz), Saturnino Alcázar, recordó que ya son muchos los años durante los que vienen reivindicando esta actuación, algo que ya se anunció en época de Álvarez Cascos y de Magdalena Álvarez como ministros de Fomento . «Y aquí seguimos: quedan sólo 200 kilómetros para cerrar esta vía tan importante para nuestras comarcas y vecinos, y también para el traslado de mercancías y desarrollo de estos territorios y entendemos que el Ministerio debe hacer las cosas con criterios racionales y de medio ambiente, así como con eficiencia económica, pero también con sentido común y una muestra clara de eso es la conversión de la N-430 en autovía», concluyó.

Justo delante de la pancarta de la manifestación caminaba esta mañana la familia de Crescencio Díaz, superviviente del gravísimo accidente que sufrieron dos vehículos de Geacam en 2015, un siniestro en el que un camión cisterna colisionó contra dos vehículos de este servicio, entre Luciana y Piedrabuena en mayo de 2015, con el resultado de dos muertes y gravísimas secuelas que obligan a este hombre a ir en silla de ruedas y contar con asistencia permanente.

Para terminar la manifestación se guardó un minuto de silencio por los casi 50 fallecidos en esta vía durante los últimos diez años, antes de leerse el nombre de los 52 pueblos que sumaron sus fuerzas para intentar que acabe la pérdida de vidas en esta carretera.