La hostelería siempre ayuda a que el paro descienda
La hostelería siempre ayuda a que el paro descienda

Castilla-La Mancha cierra 2017 con 178.569 parados, 19.730 menos que hace un año

En diciembre el desempleo bajó en la región en 415 personas en comparación con el mes anterior

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Castilla-La Mancha ha cerrado 2017 con 178.569 desempleados, que son 19.730 parados menos que hace un año, lo que supone un descenso del 9,45 por ciento en comparación con finales de 2016.

Además, en diciembre el paro ha bajado en Castilla-La Mancha en 415 personas en comparación con el mes anterior y refleja un descenso mensual del desempleo del 0,23 por ciento, según los datos hechos públicos este miércoles por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En el conjunto del país, el desempleo se ha reducido en el último año en 290.193 personas, lo que sitúa el ritmo de reducción interanual del paro en el 7,84%, y la cifra total de parados registrados se sitúa en 3.412.781 personas, el nivel más bajo de los últimos ocho años en un mes de diciembre.

Por provincias en Castilla-La Mancha, el paro ha bajado en el último año en todas, con mayor incidencia en Toledo y Guadalajara, con descensos de hasta el 11 por ciento en el año.

Gobierno regional: «Caída más acelerada»

El viceconsejero de Empleo y Relaciones Laborales de Castilla-La Mancha, Francisco Rueda, ha subrayado que es el mayor descenso de la serie histórica. Por ello, 2017 ha sido el año «con la caída más acelerada del paro registrado en Castilla-La Mancha», ya que se ha cerrado con 178.569 personas inscritas como desempleadas, que supone la cifra más baja en 9 años después de la registrada en 2008.

Asimismo, ha valorado en particular el incremento de afiliaciones a la Seguridad Social en Castilla-La Mancha, que ha crecido en términos anuales 4,47 por ciento durante 2017, más que la media nacional que tuvo un aumento del 3,42 por ciento. Este aumento en las afiliaciones es el más alto de los últimos 10 años y sitúan a Castilla-La Mancha como la segunda comunidad autónoma en creación de empleo en 2017, algo por detrás de Baleares, ha resaltado el viceconsejero de Empleo y Relaciones Laborales.

Cecam: «Buen indicador»

Por otro lado, la Confederación Empresarial regional (Cecam) ha considerado la caída del paro en la región como un «buen indicador» económico. Alberto Maldonado, miembro del Departamento Jurídico de Cecam, ha destacado, en declaraciones a Efe, los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que revelan que Castilla-La Mancha ha cerrado 2017 con 178.569 desempleados, que son 19.730 parados menos que hace un año, lo que supone un descenso del 9,95 por ciento en comparación con finales de 2016.

Maldonado ha destacado que los datos reflejan un descenso «tanto a nivel interanual como mensual» del desempleo y, por tanto, ha destacado que el balance es «positivo».

No obstante, Maldonado ha afirmado que en los sectores de industria y construcción el paro ha subido, pero ha añadido que se trata de una cuestión «típicamente estacional» y que el desempleo en esos sectores se suele incrementar en estas fechas.

Asimismo, ha destacado el descenso «significativo» de 1.100 personas menos en situación de desempleo en el sector de la agricultura, así como ha recalcado que la campaña de Navidad ha sido un «importante motor» para el sector servicios.

CSI-F: «Estacionalidad»

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha celebrado los datos, pero ha lamentado que la generación de empleo no vaya acorde con los parámetros necesarios de calidad. A pesar del descenso registrado el mercado laboral de la región, sigue estando «fuertemente ligado» a la estacionalidad y no cuenta capacidad para generar empleo estable.

El sindicato ha lamentado que el 94 % de los 63.599 contratos firmados en diciembre fueron temporales lo que, a su juicio, refleja que la precariedad «sigue manifestándose con dureza con contratos por días e incluso por horas».

UGT: «Precariedad»

Por otra parte, la secretaria de Organización de UGT Castilla-La Mancha, Laura Íñigo, ha criticado que el mercado laboral de la región continúa «dañado» por la precariedad laboral, los efectos de la crisis y la reforma laboral.

Para la Unión General de Trabajadores, las cifras hechas públicas este miércoles están marcadas «casi en exclusividad» por la campaña navideña, mientras que el balance del año 2017 en la región muestra «un mercado de trabajo dañado, que aún no se recupera de los efectos de la crisis y las políticas del Gobierno del PP».

Claudia Alonso
Claudia Alonso - PP

PP: «Siempre es positivo»

La diputada del Grupo Parlamentario Popular Claudia Alonso ha asegurado que «siempre es positivo» que baje el paro, pero ha pedido «reflexionar» al Ejecutivo de Castilla-La Mancha porque esta comunidad autónoma es «donde menos» ha disminuido de toda España.

En rueda de prensa, tras conocerse que la región cerró el año pasado con 19.730 parados menos registrados en las oficinas de empleo, Alonso ha pedido «meditar» el dato porque en diciembre Castilla-La Mancha ha contabilizado un 0,23% menos de paro con respecto al mes anterior, cuando la media nacional se ha situado en el 1,77%.

«Habrá que plantearse, pensar y reflexionar» cómo puede ser que la única comunidad autónoma gobernada por Podemos y PSOE se haya convertido en «la última» en lo que al descenso del paro se refiere.

PSOE: «Recuperación sin triunfalismos»

La diputada del PSOE Ana Isabel Abengózar considera que el Partido Popular tiene «un papelón por delante» ya que «tan buenos datos» de desempleo como los que ha registrado Castilla-La Mancha en el 2017 «avalan» las políticas sociales y económicas del Gobierno de Emiliano García-Page.

En rueda de prensa, Abengózar se ha referido así a los datos del paro al término de diciembre del pasado año, conocidos este miércoles, que se situaron en 178.569 personas, 19.730 menos, y ha apuntado que esas cifras «vienen a decir que Castilla-La Mancha está en la senda de la recuperación sin triunfalismos».

Según ha detallado, la región es la segunda en la que más afiliación a la Seguridad Social ha habido en 2017 y se ha cerrado el año «con la cifra de parados más baja en nueve años», además de que la contratación indefinida «también ha crecido casi el doble de la media nacional».