Jesulín batió el récord de corridas toreadas en 1995, con 161 - ABC
Toros

Bombazo en Cuenca: Jesulín de Ubrique vuelve a torear

Será el 19 de agosto en un cartel con Padilla y Cayetano ante toros de Román Sorando

Actualizado:

El torero Jesús Janeiro Bazán, «Jesulín de Ubrique» en los carteles, volverá a vestirse de luces. Será el próximo domingo 19 de agosto, en la feria de San Julián de Cuenca, en una corrida de toros de «Román Sorando» en la que alternará con Juan José Padilla y Cayetano.

El bombazo fue revelado este jueves por «Maxitoro», la empresa gestora del coso conquense, que este viernes presenta oficialmente la feria. El regreso de Jesulín, de 44 años, es toda una sorpresa, ya que nadie lo esperaba. Aunque nunca ha dejado de torear festivales, el de Ubrique se vistió por última vez de luces hace más de seis años: el 7 de abril de 2012, Sábado Santo, en Priego de Córdoba.

«Es uno de los nombres propios y más singulares de la historia moderna del toreo», explica «Maxitoro» en un comunicado, y no le falta razón. Como una de las más firmes promesas del escalafón, Jesulín tomó la alternativa el 21 de septiembre de 1990 en Nimes (Francia), con apenas 16 años. José María Manzanares (padre) fue su padrino y Emilio Muñoz, el testigo. «Correcostas», de González Sánchez-Dalp fue el toro con el que se doctoró.

El interés por la fiesta nacional de las recién creadas televisiones privadas (Antena 3 y Telecinco) hizo que los toros vivieran un auténtico «boom» en la década de los noventa. Se incrementó notablemente el número de festejos y muchos de ellos, de dudosa reputación, se televisaron. A los toros llegó el papel cuché y esa farándula la protagonizaron varios toreros de estirpe como El Cordobés, El Litri o Rivera Ordóñez.

También Jesulín, a la cabeza de todos ellos por su carisma, que traspasó el ámbito taurino. Fue líder del escalafón tres años seguidos y batió el récord de corridas toreadas: 153 en 1994, 161 en 1995 y 121 en 1996; 435 festejos en total. Jesulín iba a todas las plazas, da igual que fuera «Las Ventas» de Madrid o la portátil más cutre de pueblo, y para el recuerdo quedan las corridas solo para mujeres.

Su vuelta a los ruedos hay que atribuirséla a Maximino Pérez, empresario del coso conquense. Hace dos años consiguió el regreso de Cristina Sánchez y en otras plazas que gestiona, como la de Illescas, han reaparecido en los últimos tiempos Pepe Luis Vázquez o Pepín Liria.

Para darle más propaganda al festejo, el propio Jesulín ha rodado un «spot» en Cuenca con 70 personas, sobre todo mujeres y niños, en el que aparece entrenándose en la plaza de toros o por las calles del casco histórico. De lo que no hay duda es de que Maximino Pérez ha conseguido que estas semanas se vaya a hablar, y mucho, de la feria de San Julián, bautizada como «la Champions del toreo».