Primer avión en el aeropuerto de Ciudad Real tras su reapertura
Primer avión en el aeropuerto de Ciudad Real tras su reapertura - EP

El aeropuerto de Ciudad Real recibe un avión nueve años después

El plan de negocio pasa ahora por comercializar los ocho millones de metros cuadrados de instalaciones

Ciudad Real Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El aeropuerto de Ciudad Real ha recibido en la tarde de este jueves un avión por primera vez en los últimos nueve años, un vuelo simbólico organizado por la nueva propietaria de la infraestructura, CRIA.

Este acto se ha organizado para estrenar la autorización de apertura del espacio aéreo que el aeropuerto ha recibido este mismo jueves.

El presidente de CRIA, Rafael Gómez Arribas, ha confesado estar «emocionado» por reabrir esta infraestructura tras nueve años, tras lo que ha dado las gracias «a todos los que se han partido el cobre» para conseguirlo.

Ha tenido palabras de agradecimiento para el juez que ha guiado el proceso concursal en los últimos años, Carmelo Ordóñez, por «su buen trabajo» y por el buen trato en el proceso de compra.

«Estamos muy ilusionados y afrontamos este reto con responsabilidad y tranquilidad, y con mucho trabajo. Otra cosa no sabemos hacer», ha indicado.

El plan de negocio pasa ahora por comercializar los ocho millones de metros cuadrados de instalaciones «para seguir desarrollando negocios», algo para lo que no se necesita un inversor, «sino muchos inversores para diferentes líneas de negocio».

Gómez Arribas ha señalado que se están «quedando cortos» en las expectativas del plan de negocio articulado hace cuatro años, ya que «se va a invertir más dinero del que se pensaba». «Y se van a crear más puestos de trabajo, no con dinero de CRIA, sino con dinero de estos inversores».

En este punto, ha reparado en que hay «varias empresas» pendientes de iniciar operaciones en la infraestructura aeroporturaria, y los hitos a corto plazo pasarán por la apertura del terminal de carga «y otros más» que no ha podido desvelar.