La Familia Real posa en el Palacio de la Almudaina - EFE / Vídeo: El Rey Juan Carlos no asiste junto a Felipe VI a la Copa del Rey de vela en Mallorca

El Rey, sobre Don Juan Carlos: «Está fastidiado. Le hubiera gustado mucho venir»

La Princesa dice que el campamento de verano de Estados Unidos ha sido «muy divertido» y «hemos practicado inglés»

Actualizado:

El Rey ha afirmado este domingo que Don Juan Carlos «está fastidiado porque tenía muchas ganas de venir» a Palma, «pero los médicos le han recomendado no moverse mucho». Don Felipe respondió así a preguntas de periodistas durante la tradicional sesión de fotos del verano de la Familia Real. Una sesión en la que se dio el protagonismo a la Princesa de Asturias con el fin de reforzar su proyección institucional. Leonor, que acaba de regresar con su hermana del campamento de verano en Estados Unidos, afirmó que había sido «muy divertido», que había conocido «a niños de otros países» y practicado «muchos deportes, como vela o tenis», o «un juego que se llama ga ga», añadió la Infanta Sofía, y que el Rey definió como una especie de «balón prisionero». La Princesa también señaló que habían «practicado» inglés, porque, según precisó el Rey, «ya saben mucho».

A Doña Letizia le preguntaron si finalmente se decidía a practicar la vela. «Si en quince años…», afirmó sin terminar la respuesta, y el Rey salió a echarle un capote preguntando a la periodista si ella navegaba porque una cosa es «navegar, navegar y otra ir en barco».

Los Reyes decidieron cambiar el escenario tradicional de la sesión de fotos del verano y, en lugar de los jardines del Palacio de Marivent, comparecieron en el Palacio Real de La Almudaina, situado en el centro histórico de Palma de Mallorca, junto a la Catedral. Igual que ocurre en Madrid, donde la residencia oficial de la Familia Real es el Palacio Real, aunque vivan en La Zarzuela; en Palma de Mallorca, la residencia oficial es este soberbio castillo medieval, aunque en realidad se alojen en Marivent por razones prácticas y de comodidad.

Con el cambio de escenario, los Reyes han querido dar un paso más en la proyección institucional de la Heredera de la Corona. Y es que esta ha sido la primera vez que la Princesa de Asturias y su hermana, la Infanta Sofía, han visitado este Real Sitio en el que sus padres celebran actos oficiales y en el que la Heredera está llamada a presidirlos con el paso de los años. De hecho, Don Felipe regresará este lunes al castillo para recibir en audiencia a las autoridades locales y el próximo viernes lo hará con Doña Letizia y Doña Sofía para ofrecer la recepción a los representantes de la sociedad balear.

La presencia de Leonor ayer en La Almudaina se suma, por tanto, a los pasos que han dado los Reyes en los últimos meses para reforzar la imagen institucional de su hija, como fueron la difusión de la primera fotografía oficial de la Heredera, que fue retratada en el Palacio Real cuando cumplió doce años, el pasado 31 de octubre, o la imposición del Collar de la Orden del Toisón de Oro el 30 de enero.

A las ocho de la tarde, mientras la brisa refrescaba el ambiente, los Reyes y sus hijas llegaron en coche a La Almudaina y en su Torre del Ángel se izó el guión carmesí de Don Felipe, anunciando su presencia. En las inmediaciones del edificio se agrupó un grupo de ciudadanos que les recibieron con aplausos. Los cuatro miembros de la Familia Real, vestidos en blanco y azul, saludaron a los medios de comunicación, que les esperaban en el Patio de Armas. Después, la Familia Real salió a la terraza exterior, desde la que estuvieron contemplando las impresionantes vistas del Paseo Marítimo.

Aunque la mayoría de las sesiones de fotos veraniegas de la Familia Real han tenido el Palacio de Marivent como escenario, ésta no es la primera vez que sus miembros han comparecido en La Almudaina. De hecho en 1990 los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía también escogieron este castillo para la tradicional sesión de fotos del verano con sus tres hijos, el Príncipe y las Infantas Doña Elena y Doña Cristina. La primera vez que la Familia Real se reunió en La Almudaina fue el 26 de agosto de 1985. El Palacio acababa de ser reconstruido después de años en obras y se convertía en la residencia oficial de los Reyes en Mallorca.