Don Felipe recibe al emperador Naruhito en el Palacio del Pardo en 2013
Don Felipe recibe al emperador Naruhito en el Palacio del Pardo en 2013 - Belén Díaz

Los Reyes viajan a un Japón que busca nuevos socios comerciales en la UE

El efecto Trump y el Brexit marcan la primera visita de Estado a un país asiático

Enviada especial a TokioActualizado:

Visita a la Monarquía más antigua del planeta aunque en unas circunstancias completamente novedosas y oportunas. Así se puede resumir el viaje de Estado que los Reyes emprenderán este lunes a Japón, invitados por los Emperadores Akihito y Michiko, y que será la primera visita a Asia del reinado. Don Felipe y Doña Letizia, que ya estuvieron en Tokio en junio de 2005 cuando eran Príncipes de Asturias, encontrarán ahora un Japón inmerso en un hecho excepcional: el proceso de abdicación del Emperador, algo que no ocurría desde hace 200 años en el Trono del Crisantemo.

A esta circunstancia interna inédita se suma un panorama mundial cambiante, marcado por el Brexit y por la política comercial de Donald Trump, que podría traducirse en nuevas oportunidades para España y Japón, la tercera potencia económica del planeta. Japón destina el 30 por ciento de su inversión al Reino Unido, pero tras su salida de la Unión Europea, el país asiático tendrá que buscar otros destinos que acojan esa inversión, «y España está interesada en ser uno de ellos», explican fuentes diplomáticas. Además, a las empresas japonesas también les interesa Iberoamérica, una región en la que España es un interlocutor privilegiado.

La decisión del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de no ratificar el Acuerdo Transpacífico de Asociación Comercial (TTP), también ha obligado a Japón a buscar socios en la Unión Europea para paliar este revés al libre comercio global. Por ello, pedirá apoyo a España para que el acuerdo comercial con la UE se firme lo antes posible. «Si Estados Unidos da un paso hacia atrás, Europa puede dar uno adelante, y ocupar un espacio que no nos habría correspondido hace unos meses», añaden las mismas fuentes.

Compañía de Dastis

Don Felipe viajará acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y las secretarias de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, y de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, pero también por destacados empresarios españoles, que se desplazarán por su cuenta hasta Tokio porque, tras el relevo en la Corona, los hombres y las mujeres de negocios no viajan en el avión oficial. Allí, se celebrará una reunión empresarial a la que asistirán el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet; el vicepresidente de la CEOE, Joaquín Gay de Montellá; el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, y responsables de otras empresas españolas, como Iberia, CAF, Gestamp o Bergé y Cia, y japonesas, como Mitsubishi y Mitsui & Co.

Los Reyes llegarán mañana, martes, al aeropuerto de Haneda (Tokio), aunque la visita oficial empezará el miércoles con la ceremonia de bienvenida que le ofrecerán los Emperadores en el Palacio Imperial. Aún no se ha confirmado qué miembros de la Familia Imperial recibirán a Don Felipe y Doña Letizia durante su visita, pero lo previsible es que también se reúnan con el Príncipe Heredero, Naruhito, de 56 años, gran admirador y conocedor de la cultura española, y su esposa, Masako, de 53, que está afectada por una depresión supuestamente motivada por no haber traído a un varón al mundo que garantizara la continuidad de la dinastía más antigua del mundo. A diferencia de España, donde el varón tiene preferencia pero la mujer puede reinar, en Japón las niñas están excluidas de la línea de sucesión. Los Príncipes Herederos solo tienen una hija, Aiko, de 15 años, que también ha sufrido problemas de salud difusos, como mareos, pérdida de apetito o fatiga.

El anuncio de abdicación del Emperador ha abierto el debate sobre la restrictiva ley de sucesión al Trono, que podría llevar a la extinción de la Dinastía más antigua del mundo. Ahora todas las esperanzas están puestas en el sobrino de Naruhito, el Príncipe Hisahito, de diez años, que nació después de cuatro décadas en las que solo venían al mundo mujeres en la Familia Imperial.

El viaje de los Reyes también coincide con la floración de los cerezos, llamada «hanami» en japonés, que constituye todo un acontecimiento. El «hanami» forma parte de la tradición japonesa de contemplar la belleza de las flores y condiciona los viajes de millones de turistas, que consultan a la Asociación Meteorológica de Japón para hacer coincidir sus desplazamientos con la explosión primaveral.