Doña Sofía pasa revista en la jura de bandera de civiles y guardias reales celebrada este viernes en El Pardo
Doña Sofía pasa revista en la jura de bandera de civiles y guardias reales celebrada este viernes en El Pardo - CASA DEL REY

La Reina Doña Sofía preside la jura de bandera de 480 civiles y 27 nuevos guardias reales en El Pardo

Don Felipe envió un telegrama en el que agradece su ejemplo a los civiles y felicitó a los nuevos guardias reales

EFE
MADRIDActualizado:

La Reina Doña Sofía ha presidido este viernes en el Cuartel El Rey, en El Pardo, la jura de bandera de 27 nuevos guardias reales del Ejército del Aire y 480 civiles, de ellos 290 mujeres, en una ceremonia a la que han asistido los ministros de Defensa, Pedro Morenés, y del Interior, Jorge Fernández Díaz.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, acompañó también a Doña Sofía en esta solemne ceremonia castrense en el acuartelamiento de la Guardia Real, marcada a ratos por la lluvia, que contó asimismo con la presencia de los directores generales de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, y de la Policía, Ignacio Cosidó.

Doña Sofía hizo su entrada en el recinto a los acordes del himno nacional y, tras las 19 salvas de honor, pasó revista a las tropas formadas en la explanada del cuartel, entre las que figuraban efectivos de las unidades de alabarderos, de coraceros y lanceros del escuadrón de escolta real, del grupo de guías de perros, de la sección de motos de escoltas y de la batería real.

A continuación, presenció desde el palco la ceremonia, en la que el coronel jefe de la Guardia Real, Ramón Álvarez de Toledo Álvarez de Builla, tomó juramento o promesa a los 27 nuevos guardias y a los 480 civiles -una cifra que supera el récord de 324 del año pasado-, antes de pronunciar una alocución.

En ella, Álvarez de Toledo leyó un telegrama del Rey en el que agradecía su ejemplo a los civiles que juraban bandera y felicitaba a los nuevos guardias, a quienes animaba a continuar «con el espíritu de sacrificio, la abnegación y la entrega al servicio de España y la Corona que siempre ha caracterizado a la Guardia Real».

Por su parte, el coronel pidió a los guardias que respeten valores como el honor, la disciplina -con «una conducta intachable»-, el afán de superación, el compañerismo y la humildad, al tiempo que animó a dirigir el «amor a España» a las distintas comunidades y ciudades autónomas con una enumeración de todas ellas, acompañada de elogios para cada una.

Cataluña, cuña de la Monarquía

En ese punto, al llegar a Cataluña, Álvarez de Toledo destacó la importancia de esta Comunidad como «cuna de la Monarquía cuando, hace 1.600 años, Ataulfo decidió establecer su reino en Barcelona».

Tras esta alocución, una representación de las distintas compañías depositó una corona de laurel ante el monolito que recuerda a los guardias fallecidos en acto de servicio junto a una imagen del Cristo de los Alabarderos, mientras sonaba el himno «La muerte no es el final» y se disparaban salvas de honor en memoria de los caídos.

Como todos los años, la ceremonia castrense concluyó tras el tradicional desfile de unidades a pie, a caballo y motorizadas, así como de vehículos históricos -entre ellos los Rolls Royce y Cadillac que se utilizan para los traslados de jefes de Estado extranjeros que visitan España-, acompañado con aplausos por numerosos familiares de civiles y guardias desde las tribunas del público.

Hace cuatro años, en mayo de 2012, fue la última vez que Doña Sofía -como esposa del entonces Jefe del Estado- presidió esta ceremonia castrense, que en 2013 presidieron los Príncipes de Asturias, en 2014 el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y en 2015 Don Felipe y Doña Letizia, por primera vez como Reyes.

Una orden ministerial de mayo de 2004 establece el procedimiento por el que todos aquellos españoles mayores de edad ajenos a las Fuerzas Armadas que deseen manifestar su compromiso con la defensa de España puedan prestar juramento o promesa ante la bandera previa solicitud a través de la Delegación o Subdelegación de Defensa de su provincia.

La Guardia Real es la unidad dependiente del Cuarto Militar de la Casa del Rey cuya misión es servir de apoyo al Monarca en el ejercicio de sus funciones como jefe de Estado, para lo que, entre sus cometidos, figura el de proporcionar servicio de guardia militar al Rey y al resto de la Familia Real, así como a los jefes de Estado extranjeros cuando se ordene.