El Rey Felipe VI junto al presidente de la República de Perú, Martín Alberto Vizcarra
El Rey Felipe VI junto al presidente de la República de Perú, Martín Alberto Vizcarra - EFE

El Rey quiere que España conmemore la independencia de Perú

Vizcarra concede a Don Felipe la máxima condecoración del país andino

Enviada especial a LimaActualizado:

El Rey ha transmitido este lunes al presidente del Perú, Martín Vizcarra, «la mejor disposición de España» a cooperar en la conmemoración de lo que fue «un hecho decisivo en la historia de ambos países»: el bicentenario de la Independencia de esta República, que durante tres siglos formó parte de la Corona española. Lejos de las actitudes de otros países hispanoamericanos que han tratado de sacar rédito político de estas efemérides buscando un enfrentamiento indigenista con España, Perú quiere que España coopere en esa conmemoración histórica.

De hecho, Vizcarra ha afirmado que los hechos conmemorativos de la Indepedencia de Perú arrancarán en Madrid con la participación de Perú como país invitado de la próxima edición de la Feria Internacional de Arco Contemporáneo (ARCO). El presidente de Perú ha anunciado su intención de viajar a Madrid esos días, y el Rey agregó que le gustaría que esa visita pudiera ser una visita de Estado.

El asunto de la Independencia de Perú lo ha mencionado el Rey nada más llegar a Lima, procedente de París, donde había asistido a otro acontecimiento histórico, el centenario del final de la I Guerra Mundial, que reunió a unos 70 jefes de Estado y de Gobierno.

De Pizarro al Virrey

Después de hacer una ofrenda floral con la Reina en el Panteón de Próceres, junto a los restos de los héroes de la Independencia, el Rey ha hecho este anuncio en un lugar cargado de simbolismo: el Palacio de Gobierno de Lima, en cuyo emplazamiento se levantó en su día la residencia de Francisco Pizarro; después, la del Virrey de España, y ahora, la del presidente de la República de Perú. Además, Don Felipe ha hablado con la banda morada de la Gran Cruz de la orden al Mérito por Servicios Distinguidos, que el presidente peruano le acababa de imponer.

Allí, durante el almuerzo que sus anfitriones ofrecieron en su honor, Don Felipe ha afirmado: «España da la bienvenida al interés manifestado por las autoridades peruanas para cooperar en la conmemoración de lo que fue un hecho decisivo en la historia de ambos países. Le aseguro, señor presidente, que dicho interés es correspondido, y que tenemos la mejor disposición a trabajar en esa dirección», ha señalado.

A diferencia de otras repúblicas hispanoamericanas, como México, Argentina, Chile o Venezuela, que han elegido como fechas a conmemorar las de los primeros gritos independentistas que pusieron en marcha el proceso separatista, Perú ha escogido la fecha de la proclamación de la Independencia, que fue el 28 de julio de 1821, aunque los actos conmemorativos que extenderán hasta 1824, que fue cuando quedó completada la independencia.

El Rey ha comparado el aniversario de la Independencia de Perú con el de la Constitución española como «momentos determinantes en nuestra historia», y ha recordado que la Carta Magna ya reconoce la singular relación de España con las naciones de «nuestra comunidad histórica».