Alfonso XIII, con trece años, en el Salón de Tapices del Palacio Real. Cuando cumplió 16 años asumió las funciones de Jefe del Estado
Alfonso XIII, con trece años, en el Salón de Tapices del Palacio Real. Cuando cumplió 16 años asumió las funciones de Jefe del Estado - ABC
75 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE ALFONSO XIII

La premonición de un joven de 16 años

«Puedo ser un Rey que se llene de gloria... o que sea puesto en la frontera», escribió en su diario

MadridActualizado:

En los primeros días de enero de 1902, cuando faltaban pocos meses para que cumpliera 16 años y asumiera las funciones de Jefe de Estado, Alfonso XIII dejó escrita en su «Diario Íntimo» una inquietante premonición, sorprendente en un chico tan joven pero que refleja a la perfección su conocimiento de la situación convulsa que vivía el país en el que iba a empezar a reinar.

«En este año -decía- me encargaré de las riendas del Estado, acto de suma trascendencia tal y como están las cosas, porque de mí depende si ha de quedar en España la Monarquía Borbónica o la República. Porque yo me encuentro al país quebrantado por nuestras pasadas guerras, que anhela por un alguien que se le saque de esa situación; la reforma social en favor de las clases necesitadas; el Ejército con una organización atrasada a los adelantos modernos; la Marina sin barcos, la bandera ultrajada; los gobernadores y alcaldes que no cumplen las leyes... En fin, todos los servicios desorganizados y mal atendidos.

Yo puedo ser un Rey que se llene de gloria regenerando la Patria, cuyo nombre pase a la Historia como recuerdo imperecedero de su reinado; pero también puedo ser un Rey que no gobierne, que sea gobernado por sus ministros y, por fin, puesto en la frontera...»

El «Diario Íntimo» de Alfonso XIII fue descubierto en los años cincuenta en los archivos del Palacio Real por el escritor José Luis Castillo-Puche, colaborador de ABC, quien lo publicó en 1960.