Don Juan Carlos con Errekondo
Don Juan Carlos con Errekondo - AFP

A Don Juan Carlos le tocó recibir a defensores de ETA

Tuvo que convocar en su día algún político que fue procesado y condenado a prisión

MadridActualizado:

El Rey no elige a quién convoca a la ronda de consultas para proponer un presidente del Gobierno, sino que lo hacen los españoles cuando votan, y algunas veces resultan elegidas personas que difícilmente se reunirían con el Jefe del Estado, si no lo hicieran por mandato constitucional.

Aunque esta es la primera vez en la democracia que se plantea la posibilidad de que un preso abandone la cárcel para acudir a la ronda del Rey, también a Don Juan Carlos le tocó en su día convocar a algún político que fue procesado y condenado a prisión.

El caso más sonado fue el del político Jon Idígoras, que acudió a La Zarzuela en 1993 en representación de Herri Batasuna. Idígoras fue la voz y el rostro del brazo político de ETA durante los años en los que la banda terrorista cometía más asesinatos. En la ronda de consultas, Don Juan Carlos le dijo que le recibía por mandato constitucional, pero Idígoras empezó a hablar al Rey de ETA, de autodeterminación y de Euskalerría (la supuesta nación vasca). Don Juan Carlos le interrumpió varias veces para recordarle que el mandato constitucional se reducía a escuchar su opinión sobre el próximo presidente del Gobierno.

Menos tenso fue el encuentro de Don Juan Carlos en 2011 con Mikel Errekondo, representante de Amaiur. No obstante, este político se resistió una y otra vez, a la salida, a condenar a ETA. Cuando la prensa le pidió que se decantara por un «sí» o un «no», respondió: «La sociedad vasca ha superado ese lenguaje».