EFE

Felipe VI reivindica el molino de viento de Cervantes como «icono» medioambiental y cultural

El Rey inaugura en Baracaldo el WindEurope 2019 Conference and Exhibition

BilbaoActualizado:

Felipe VI ha inaugurado este martes el WindEurope 2019 Conference and Exhibition, congreso que ha concentrado a cientos de profesionales del sector eólico en el Bilbao Exhibition Centre de Baracaldo. Un lugar «muy oportuno» para celebrar las jornadas, ha considerado el Rey, que ha recordado que España ha abanderado en los últimos años el impulso de este tipo de tecnología. Es, además, la tierra de Miguel de Cervantes, el autor más universal del país, que hizo de los molinos de viento «un icono lleno de significados para muchas civilizaciones».

En el acto de presentación del congreso, en el que entre otras personalidades han estado presentes el lendakari, Iñigo Urkullu; y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, el Rey ha advertido de que el mundo se encuentra en un «momento clave» para afrontar los retos del cambio climático, los cuales quedaron reflejados en el informe del Global Environmet Outlook (GEO) presentado en marzo en la Asamblea de Medio Ambiente de la ONU.

La peor calidad del agua, la pérdida de biodiversidad y el calentamiento global son algunas de las amenazas a las que ha hecho alusión Felipe VI, que ha afirmado que este tipo de problemas requieren cada vez «mayor capacidad de respuesta y de acción conjunta.

Oportunidades

Pese a todo, el Rey ha subrayado que la transición energética ofrece multitud de oportunidades en el ámbito empresarial y tecnológico, así como en el mercado laboral. España, por su situación y sus características, es un país con un gran potencial eólico. Quizás el que más de toda la Unión Europea (UE), ha considerado Felipe VI, que ha puesto en valor los recursos naturales de los que dispone España.

En esta línea, ha destacado la labor de compañías españolas que, a lo largo de la pasada década, han contribuido a la transformación del sector de la energía eólica. «Nuestro país cuenta con instituciones pioneras en esta área junto con centros de investigación y redes tecnológicas», ha afirmado.

Razones para sentirse «orgullosos», pero no para bajar la guardia ante los retos futuros. «No debemos dejar de insistir en esta y otras áreas energéticas», ha subrayado.