EFE

Felipe VI coloca la primera piedra de las nuevas instalaciones de Petronor en Musques

El proyecto ha requerido una inversión cercana a los 39 millones de euros

Musques (Vizcaya)Actualizado:

El Rey Felipe ha presidido este jueves el acto de inauguración de las nuevas instalaciones de Petronor, buque insignia de la industria vasca, que este año celebra su 50 aniversario.

Una vez finalizado el tradicional «aurresku» de honor, el Rey conoció de primera mano las nuevas instalaciones de la refinería, que entre otras actividades acogerán las áreas de Ingeniería y Desarrollo, Mantenimiento y Fiabilidad y Medio Ambiente y Calidad. Acompañado por personalidades de la política vasca y estatal como el ministro de Cultura, José Guirao; el delegado del Gobierno, Jesús Loza; la consejera autonómica de Industria, Arantxa Tapia; y el presidente de Petronor, Emiliano López, Felipe VI colocó la primera piedra de un centro que, según los responsables de la refinería, situará a la empresa «a la vanguardia de la innovación».

El presidente de Petronor mostró al Rey la maqueta del proyecto, que ha requerido una inversión cercana a los 39 millones de euros. Don Felipe visitó también la nueva Sala de Control de la refinería, plenamente operativa, que hoy se ha inaugurado oficialmente: «Es el nuevo cerebro del centro», aseguraban este jueves responsables de la empresa, que pusieron en valor la transformación digital llevada a cabo a raíz de los últimos años.

Más de 300 trabajadores y personalidades vinculados a la compañía vasca se han desplazado hasta las instalaciones de Musques para conmemorar el 50 aniversario de la planta, que cada año recibe una inversión de 90 millones de euros. Con 940 trabajadores en plantilla y una ocupación inducida de 6.200 personas, Petronor produce 12 millones de toneladas de crudo al año, lo que le sitúa a la cabeza de España. Se trata, inevitablemente, de una de las sociedades de mayor peso en Vizcaya, a cuya Hacienda aporta anualmente el 10% de la recaudación neta de la provincia.

No fue la de hoy la primera visita del Monarca a las instalaciones de Petronor, propiedad de Repsol (85,98%) y Kutxabank (14.02%). Todavía en calidad de Príncipe de Asturias, Don Felipe se desplazó hasta el municipio vizcaíno de Musques para inaugurar la nueva Unidad de Reducción de Fuelóleo (URF).

Esta tarde, Felipe VI culminará su estancia en el País Vasco con una visita al Museo Bellas Artes de Bilbao, donde verá la nueva presentación museográfica de las obras de la colección propia, así como la exposición comisariada por el escritor y poeta vizcaíno Kirmen Uribe. El Rey volverá a la capital vizcaína el próximo 15 de octubre para la entrega de los Premios Novia Salcedo. Una cita a la que en principio sí asistirá el lendakari, Iñigo Urkullu, que hoy excusó su ausencia alegando que tenía que acudir al Parlamento vasco para votar en la sesión plenaria.