El Rey Felipe VI entrega del premio Carlos V a Thorbjorn Jagland
El Rey Felipe VI entrega del premio Carlos V a Thorbjorn Jagland - EFE
Entrega Premio Carlos V

El Rey: «Desde España seguiremos empeñados en construir una verdadera Europa»

El secretario general del Consejo de Europa advierte a los separatistas de que «el imperio de la ley debe ser respetado por todos»

Cuacos de Yuste (Cáceres)Actualizado:

El Rey ha pronunciado este jueves las que están llamadas a ser sus últimas palabras en público, previsiblemente hasta después de las próximas elecciones del 26-M, con el fin de no interferir en el triple proceso electoral. Y estas últimas palabras las ha dedicado a defender «una Europa más unida, más fuerte, más determinada y, también más efectiva en la consecución de las ambiciones y expectativas de sus ciudadanos». Europa debe ser capaz, insistió, de «dar respuestas conjuntas» a los desafíos.

«Europa la construimos entre todos, día a día», dijo, y desde España «seguimos y seguiremos empeñados en ello, en lograr una verdadera Europa de y para los ciudadanos, para que siga siendo faro y luz de cultura y espacio».

Don Felipe ha hecho estas afirmaciones en el Monasterio de Yuste, donde ha entregado este jueves, Día de Europa, el premio Carlos V a los Itinerarios Culturales del Consejo de Europa, un programa que nació en 1987 con la declaración de Santiago de Compostela como primera ruta cultural. Ahora son ya 38 los caminos certificados y recorren 61 países de cuatro continentes.

El galardón lo recogió el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, quien advirtió a los separatistas y radicales de que «el imperio de la ley debe ser respetado por todos». Jagland alertó del «auge del nacionalismo y el extremismo» y dijo que «ha habido intentos de poner a los tribunales bajo control político».

El político europeo, que se declaró «constitucionalista», sostuvo que «deberíamos tener claro el punto de partida: la aplicación del Estado de derecho». «Creo firmemente que un Estado de Derecho debe ser gobernado sobre la base de una Constitución, una Constitución acordada, y que los conflictos internos, ya sean legales o políticos, deben resolverse de esa manera». Pero, insistió, «el imperio de la ley debe ser respetado por todos».

Don Felipe acudió a la ceremonia acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que se mostró «muy preocupada» por la evolución del político Alfredo Pérez-Rubalcaba, tras el ictus que recibió la víspera. También el Rey, antes de viajar a Yuste, llamó por teléfono a la esposa del exministro para que le informara de su estado y desearle una pronta recuperación.

Ya en Yuste, el lugar que su antepasado Carlos V eligió para retirarse a morir, Don Felipe apostó «en estos tiempos de desafíos», por «la reflexión constructiva y el análisis sosegado y por buscar y ofrecer respuestas a tantos interrogantes».

El Rey defendió la importancia de los itinerarios culturales, que «ponen en valor el patrimonio arqueológico, cultural y artístico, las costumbres, tradiciones religiosas y laicas, paisajes y ciudades». Todo ello, añadió, «para mostrarnos que la cultura es el mejor camino y el mejor lugar para el encuentro». Estas rutas, manifestó, «son también una oportunidad en ocasiones para poner el foco sobre zonas casi despobladas», al convertirse en una apuesta al desarrollo sostenible.

Estos caminos culturales demuestran, según el Rey, que «Europa está unida porque está conectada a su pasado y es una realidad de presente y de futuro con vocación universal». Don Felipe sostuvo que los itinerarios representan «un hilo conductor de principios y valores». Don Felipe terminó su intervención con las palabras del poeta que hoy recordaba ABC: «Sigamos, como día el gran Antonio Machado, haciendo todos juntos camino al andar».

En el acto, que estuvo amenizado por la Orquesta Joven de Extremadura, también intervino el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, quien abogó por tender puentes, estrechar lazos y compartir conocimientos.

El premio Carlos V lo concede la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste para reconocer la labor de aquellas personas organizaciones, proyectos o iniciativas que, con su esfuerzo y dedicación, hayan contribuido al conocimiento general y engrandecimiento de los valores culturales, sociales, científicos e históricos de Europa, así como al proceso de construcción e integración europea.

Este galardón representa el espíritu de la construcción de una Europa unida, y su entrega coincide con la conmemoración del Día de Europa, convirtiéndose en una oportunidad para reivindicar desde Extremadura y España los valores de una Europa unida.

En ediciones anteriores, los galardonados con el Premio Europeo Carlos V Jacques Delors (1995), Wilfried Martens (1998), Felipe González (2000), Mijail Gorbachov (2002), Jorge Sampaio (2004), Helmut Kohl (2006), Simone Veil (2008), Javier Solana (2010), José Manuel Durao Barroso (2013), Sofía Corradi (2016) y Marcelino Oreja (2017) y Antonio Tajani (2018).