El Airbus de los Reyes, tras el incidente a su llegada a Buenos Aires - EFE

El avión de los Reyes rozó con el ala al de Macri tras aterrizar en Buenos Aires

La punta del ala dio en el parabrisas de la aeronave argentina en las maniobras de posicionamiento

Enviado especial a Buenos Aires Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La llegada de los Reyes a Argentina, en lo técnico, ha estado marcada por los imprevistos. Tras aterrizar a las nueve de la noche del domingo en Buenos aires (la una de la madrugada en la península), Don Felipe y Doña Letizia tuvieron que esperar casi una hora la llegada de una escalera adecuada para bajar del Airbus 310 en el que habían viajado, pues la que estaba preparada no era de la altura suficiente.

Parecía el único contratiempo, pero solo fue el más visible. Ahora ha trascendido que mientras se movía por la pista del Aeroparque Jorge Newbery, una de las alas del avión de la Fuerza Aérea Española rozó el parabrisas del Tango 04 reservado para los viajes del presidente de Argentina, que se encontraba estacionado en la pista.

Así ha quedado el techo del avión de Macri después de que el ala del de los Reyes lo rozase
Así ha quedado el techo del avión de Macri después de que el ala del de los Reyes lo rozase - ABC

Desde La Zarzuela comentan que ha sido un roce y que no ha afectado a ninguna de las naves de manera significativa. Sin embargo, «Infobae», que adelantó la noticia, destaca que tras el incidente, «que se intentó mantener oculto», ambas aeronaves fueron «evaluadas para certificar si están en condiciones de volar», aunque todo parece indicar que no tendrán problemas para hacerlo.

El Airbus de los Reyes tiene previsto emprender un nuevo vuelo este martes para continuar el viaje hacia la ciudad argentina de Córdoba, donde Don Felipe y Doña Letizia van a asistir a la inauguración del Congreso de la Lengua Española.

En principio, y según este mismo medio, el roce se produjo cuando se quiso hacer pasar el ala izquierda del avión de los Reyes por encima del otro, una maniobra que, debido a la mala iluminación de la pista, derivó en leve accidente. Según explicaron expertos aeronáuticos a la citada publicación, «la puntera del ala del avión real pegó arriba del parabrisas del Tango 04 en las maniobras de posicionamiento».

La noticia se ha conocido a través de la citada información, ya que la Casa del Rey no informó de este episodio a los periodistas españoles que se han desplazado a Buenos Aires y que estaban a pie de pista la pasada madrugada esperando la llegada del avión de los Reyes.

Esta accidentada llegada, por cierto, ya ha tenido consecuencias: el jefe de protocolo del Ministerio de Asuntos Exteriores argentino, Marcelo Suárez, que no era responsable directo de la famosa escalera, ha presentado su dimisión, aunque todavía no se conoce si ha sido o no admitida.