El Rey saluda a Laurentino Cortizo en presencia de su esposa, Yazmin
El Rey saluda a Laurentino Cortizo en presencia de su esposa, Yazmin - EFE

El Rey aprovechó las 2,5 horas de retraso en el relevo presidencial de Panamá para hablar con mandatarios

Don Felipe ocupó un papel destacado en la toma de posesión de Laurentino Cortizo

Madrid - PanamáActualizado:

Su Majestad el Rey representó ayer a España en el traspaso del mando presidencial de Panamá y volvió a saborear el gusto amargo de los plantones, nada excepcionales en Iberoamérica. La ceremonia empezó casi dos horas y media después de lo previsto porque se retrasó el acto previo celebrado en la Asamblea Nacional.

Durante todo ese tiempo, Don Felipe estuvo conversando en una sala del Centro de Convenciones Atlapa, donde se celebró la ceremonia, con los otros mandatarios que asistieron a la toma de posesión del nuevo presidente de Panamá, Laurentino Cortizo. Entre otros, estaban los presidentes de Colombia, Iván Duque; Perú, Martín Vizcarra; Bolivia, Evo Morales; Guatemala, Jimmy Morales; Hondurás, Juan Orlando Hernández, y República Dominicana, Danilo Medina.

Además de asistir a la ceremonia, que siguió desde un lugar destacado - en el centro de la primera fila-, Don Felipe se entrevistó, por separado, con el presidente saliente, Juan Carlos Varela, y con el nuevo mandatario. Laurentino Cortizo es un veterano político de 66 años, hijo de un inmigrante gallego y fue ministro de Agricultura (2004-06) y presidente de la Asamblea Nacional (2000-01). En la reunión con Cortizo, que se prolongó una hora, el mandatario compartió con el Rey su orgullo por sus raíces españolas y su pasión por el Real Madrid -«mi equipo», dijo-, y le comentó que también se sentía orgulloso de otra coincidencia: nació un 30 de enero, igual que Don Felipe.

Cortizo es el 72º mandatario iberoamericano al que Don Felipe ha visto convertirse en presidente de su país, ya que en 1996, cuando era Príncipe de Asturias, empezó a asumir la representación de España en estas ceremonias. Tras el relevo en la Corona, tanto el Rey Don Juan Carlos como la expresidenta del Senado Ana Pastor asistieron a algunas tomas de posesión, representación que ahora ha recuperado Don Felipe con el fin de dar continuidad a los contactos al más alto nivel que se tejen en esas ceremonias. Desde que fue proclamado Rey, ha asistido a las tomas de posesión de los presidentes de Portugal, México y Panamá.

Durante su estancia en el país del canal, el Rey también se reunió con el presidente saliente, acudió a la cena que éste ofreció a los jefes de Estado extranjeros, conmemoró el V centenario de la fundación de la Ciudad de Panamá y ofreció una recepción a unos 70 representantes de la colonia española. Antes de regresar a Madrid, asistió al almuerzo (más bien merienda) que ofreció Cortizo a los jefes de Estado extranjeros.