Una de las plantas desaladoras de la empresa Inalsa, en Lanzarote. - ABC

La única obra del Plan Canarias para Lanzarote no es prioritaria

Aún está por ver el futuro del proyecto de la central de desalación de Punta de los Vientos

ARRECIFE Actualizado:

El Plan Canarias sólo contempla una obra para Lanzarote: un parque eólico en la central de desalación de Punta de los Vientos que supondría una inversión de 14,5 millones de euros para generar energía para desalar agua y aligerar la factura de la luz de la empresa, que hasta hace un año era el cliente que más pagaba mensualmente a Unelco-Endesa. La construcción del parque fue una petición personal de la anterior presidenta del Cabildo, la socialista Manuela Armas, al presidente Zapatero en su última visita privada a la isla, que terminó con un encuentro de trabajo con los socialistas canarios. El Gobierno central parece que escuchó la petición y entre las obras incluidas en el plan apareció el parque eólico.

En las últimas semanas se han escuchado críticas en la isla por la posible desaparición de ese proyecto del Plan Canarias. Según el diputado nacional del PSOE Miguel González no desaparece ni ese proyecto ni ningún otro de los contemplados en el plan. González habla de una reprogramación, es decir, que las obras, en algunos casos, se van a retrasar. Este lunes se reúnen Paulino Rivero y José Luis Rodríguez Zapatero en Madrid para abordar principalmente el apoyo de CC a los presupuestos. Ese apoyo está condicionado, según ha explicado Rivero, a la consecución de más cuotas de autogobierno, a una reforma del REF y al reconocimiento por el Congreso del «mar canario», pero también se negociará de forma paralela el calendario de inversiones para las obras del Plan Canarias.

Según el PSOE, será el Gobierno de Canarias quien decida qué obras del Plan Canarias se van a priorizar y cuáles se quedarán a la cola de un plan previsto para diez años. Los socialistas hablan de que la prioridad será el mantenimiento de las tasas aeroportuarias, mejoras en las infraestructuras turísticas y la rehabilitación de destinos maduros. Desde presidencia del Gobierno de Canarias señalan que ni siquiera está definido el contenido de la reunión ni las prioridades de la misma.

Todo indica que el parque eólico no va a ser una prioridad. El pasado mes de mayo la Consejería de Industria del Gobierno de Canarias propuso al Cabildo de Lanzarote que sustituyera el parque eólico de 12 megavatios previsto en el Plan Canarias por uno de 3,5 megavatios que también está tramitándose para desalar agua. Alegaba el Gobierno que hay informes de Red Eléctrica Española que desaconsejan la instalación de ese parque porque puede llegar a desajustar la red eléctrica de la isla, ya que cuando no hubiera viento, Inalsa tendría que abastecerse de la red general. El director general de Industria, Adrián Mendoza, llegó a decir que «sería más lógico y práctico en esta época de recortes hacer el otro parque».

Dos semanas después, el Cabildo de Lanzarote, aunque mantenía las dudas sobre su viabilidad técnica, decidió, junto al Instituto Tecnológico de Canarias, solicitar al Gobierno central la construcción del parque, que podría suponer un ahorro anual para Inalsa de tres millones de euros (la empresa tiene una deuda de casi cuarenta). Argumentó que la petición se hacía por si las dudas técnicas provocaban que el Gobierno central acabara retirando el dinero. El Cabildo pedía que se redactara el proyecto, que podría costar más de un millón de euros, pero aún no se ha encargado su redacción, de lo que se está, por tanto, a la espera.