Temas

Candelaria

Postrimerías

Postrimerías

Hacía décadas que don Anselmo notaba en su mujer un cierto sabor amargo, como le ocurría con la escarola. Candela, sin embargo, veía a su marido como un oso, del que aún esperaba que alguna noche le sorprendiera con un buen zarpazo o mordisco....

Milagro en alta mar

Milagro en alta mar

La Guardia Civil rescató ayer a un grupo de seis inmigrantes que al parecer llevaban 15 días a la deriva. Los inmigrantes, que fueron divisados a 120 millas de Gran Canaria, podrían ser los mismos que hicieron dos llamadas de socorro desde un teléfono móvil los días 6 y 7 de febrero. Un pesquero vigués halló la patera con seis cuerpos recostados unos contra otros. Parecían muertosCANARIAS. Seis náufragos rescatados la noche del miércoles en una patera a 120 millas al suroeste de Gran Canaria son los supervivientes de una expedición formada por 18 inmigrantes clandestinos y dos patrones, que ha errado durante catorce días sin motor, ni agua, ni alimentos. Aún no hay confirmación oficial, pero todo apunta a que es el mismo grupo que realizó dos llamadas de socorro desde un teléfono móvil los pasados 6 y 7 de febrero, y a los que se dio por perdidos tras cuatro días de intenso rastreo en aguas próximas a Fuerteventura. Los cinco hombres y una mujer, originarios de Ghana y Mali, apenas tuvieron fuerzas para contar a sus rescatadores que vieron morir, uno a uno, a los restantes miembros de la expedición, incluidos los dos patrones marroquíes. Sus rápidas exequias eran rodar por la barquilla y ser empujados al agua. «Es un milagro que hayan resistido, durante tantos días, pero la situación crítica aún no ha pasado para ellos», dijo a ABC uno de los funcionarios del Servicio Canario de Salud que practicó la primera asistencia a los supervivientes, una vez en tierra.Ajenos al hallazgoEl «Naboiro», un pesquero con base en el Puerto de Vigo, dio la alerta el miércoles, a las seis y media de la tarde. La patera flotaba al pairo, 120 millas al suroeste de Gran Canaria, sin un signo de vida en su interior, según describió la tripulación en su llamada de aviso. Desde la cubierta del buque cefalopodero, sólo se veían seis cuerpos inertes, recostados unos junto a otros, ajenos por completo al afortunado hallazgo del que eran objeto. Salvamento Marítimo llevó a la zona uno de sus helicópteros, con un equipo de los Geas (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil. Mientras, la barquilla había había sido atraída a lazo junto al Naboiro. Dos horas después, los náufragos fueron izados al helicóptero y trasladados a Santa Cruz de Tenerife. Presentaban «profundos síntomas de deshidratación, desnutrición e hipotermia», después de quince días de navegación errática, y su estado de consciencia era similar al de una duermevela, según explicaron fuentes de los servicios de emergencia que los recibieron al pie de la escalerilla, junto a un dispositivo de seis ambulancias que los condujeron a los hospitales Universitario y de La Candelaria.Rafael Díaz, consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, explicó ayer que los cinco hombres evolucionan favorablemente, dentro de la gravedad de su estado; en cambio, la única mujer superviviente -hubo otra, en la expedición que partió hace quince días de algún punto de la costa del Sáhara Occidental, según el primer testimonio aportado por los náufragos- se encuentra aún en una fase crítica y su recuperación será más lenta. El consejero transmitió un parte médico, según el cual «todos los pacientes, menos la mujer, han comenzado a tolerar la ingestión de alimentos, si bien en dosis muy pequeñas».Uno de los náufragos alcanzó a relatar, con un hilo de voz, que su viaje comenzó hace quince días. Estaba tan desorientado que sólo recordaba la fecha de partida, pero no acertaba a precisar cuánto tiempo llevaban en el mar, según señalaron fuentes de los servicios que participaron en la atención médica a las víctimas.Por su relato, se sabe, además, que realizaron dos llamadas de socorro desde teléfonos móviles, lo que apunta a que se trata de la misma expedición de la que se perdió el rastro el pasado día 11, después de cuatro días de intenso rastreo de aguas próximas a Fuerteventura, precisamente, a partir de dos llamadas de alerta recibidas en el 112 los días 6 y 7 de febrero.La embarcación se quedó sin motor el día 6 de febrero. A bordo viajaban 16 hombres y dos mujeres de Ghana, Mali y Sierra Leona. Las dos llamadas alertaron a familiares o amigos que esperaban reencontrarse con algunos de ellos en Almería y Barcelona. En la segunda de las señales de socorro uno de los náufragos indicó que veían luces y que éstas podían pertenecer a algún punto de la costa de Fuerteventura. El comunicante informó de que hasta ese momento todos estaban vivos, si bien comenzaban a experimentar síntomas de hipotermia y deshidratación. El último contacto con la expedición se mantuvo el 7 de febrero.En enero, otras doce personas naufragaron cerca de una playa del sur de Fuerteventura. Sólo se recuperaron diez cadáveres.

TEXTO: VÍCTOR GAGO Comentar

El Ayuntamiento destina más de 15 millones para asociaciones de la ciudad

La Comisión Municipal de Gobierno ha aprobado la concesión de ayudas a asociaciones y diversas organizaciones de la ciudad para la realización de sus diferentes actividades. El concejal de Urbanismo, Juan Manuel de la Fuente, afirmó que se trata un importante acuerdo, pues este año se destinarán 15.360.000 pesetas a treinta y nueve entidades que desarrollan su labor en Toledo.<br>