La incógnita lanzaroteña

Ante las próximas elecciones locales, lo único que parece claro es que la opción mayoritaria entre las 80.000 personas con derecho a voto será la abstención

ARRECIFE Actualizado:

Ante las próximas elecciones locales en Lanzarote, lo único que parece claro es que la opción mayoritaria entre las 80.000 personas con derecho a voto será la abstención. En 2007 la participación en las elecciones al Cabildo fue sólo del cincuenta y seis por ciento. La legislatura anterior se había caracterizado por el esperpento.

Hasta siete presidentes desfilaron por la Casa Amarilla en cuatro años, con uno de ellos, Dimas Martín, entrando en prisión mientras ocupaba el cargo. Los últimos cuatro años tampoco han sido una balsa de aceite. Sólo Haría y Tinajo, con mayorías absolutas de CC, se han mantenido estables. En el resto, como ya es tradición en Lanzarote, se ha visto cómo los grupos de gobierno que empezaban no han acabado. El pacto PIL-PSOE salió por la ventana cuando la Guardia Civil entraba por las puertas de los ayuntamientos de Arrecife y Yaiza, un municipio este último que ha sufrido dos mociones de censura. También ha habido mociones de censura en el Cabildo, en Teguise y en Arrecife y se cocinaron en Tías y en San Bartolomé. Han sido innumerables las dimisiones y destituciones en los ayuntamientos: por casos de corrupción, por desavenencias dentro del partido o por «cuestiones personales».

El hartazgo en la isla con la clase política es sólo comparable al adormecimiento de la población y el movimiento ciudadano. Si la corrupción, el amiguismo, la poca altura de miras, la ineptitud o las luchas internas de poder fueran pocas razones, se ha venido a sumar la crisis, que ha golpeado esta vez con dureza (uno de cada tres trabajadores no tiene empleo) a la Isla sin que se vea un atisbo de recuperación.

Pamparacuatro, protagonista

El protagonista indiscutible de la política lanzaroteña en esta legislatura ha sido un juez, César Romero Pamparacuatro. Poco más se puede decir. Sin embargo, ese puede ser uno de los factores determinantes del resultado de las elecciones: si habrá voto de castigo por la corrupción o no y a quién le alcanzará. La primera incógnita a despejar es el pronosticado descenso del Partido de Independientes de Lanzarote, que hace cuatro años consiguió 10.000 apoyos en forma de papeleta y si ese castigo se extenderá a los partidos que se aliaron con los insularistas después de que el PSOE les echara de las instituciones. El PIL, en todo caso, no va a perder su electorado de la noche a la mañana y, por si puede servir de antecedente, en las últimas elecciones Dimas Martín ya contaba con cuatro condenas firmes.

Otra incógnita es si el PNL-Nueva Canarias es un partido en fase ascendente o un experimento fugaz e incluso si acabará aliándose con el PIL en las elecciones para otras candidaturas que no sean el Parlamento, donde parece que sí irán juntos y que podrían entrar en la Cámara. Coalición Canaria tendrá que resolver antes de las elecciones su enésima ruptura interna y de ese resultado dependerán mucho sus aspiraciones electorales.

El Partido Popular ha ido ascendiendo elección tras elección y puede ser el partido que más crezca, sobre todo teniendo en cuenta la tendencia al alza nacional. Lo contrario le puede pasar al PSOE, que se puede ver perjudicado por la tendencia de Zapatero, aunque le puede beneficiar su ruptura con el PIL y su pretendida lucha contra la corrupción. Si bien le puede ocurrir que la corrupción no pase factura o que se le castigue también por considerarle parte del problema y no de la solución.

Candidatos y municipios

De la capacidad de los partidos para incluir en sus listas a personas capaces, conocidas y sin pasado político dependerá gran parte de su arrastre electoral. Este tipo de persona, en Lanzarote, huye de las listas, pero es posible que algún partido logre captar algo de ilusión con algún candidato sorpresa.

En el Cabildo, Fabián Martín será el candidato del PIL, Astrid Pérez la del Partido Popular y Juan Carlos Becerra el del PNL. En CC la decisión está entre Pedro San Ginés e Inés Rojas y en el PSOE se baraja repetir con Manuela Armas e incluso se habla del alcalde de San Bartolomé, Marcial Martín. En Arrecife, el PSOE posiblemente presente a José Montelongo, un concejal joven, el PP al actual alcalde Cándido Reguera, el PNL a Pedro de Armas, mientras que CC y PIL son incógnitas. En Tías, probablemente no haya cambios entre los principales candidatos, pero el PSOE se enfrenta cada vez más a perder la alcaldía, que nunca ha estado en las manos de otro partido. Haría y Tinajo repetirán candidatos y probablemente alcaldes.

En San Bartolomé, si el actual alcalde se presenta, tiene muchas posibilidades de repetir, mientras que en Teguise y en Yaiza no se sabe muy qué puede pasar. En el municipio sureño, el actual alcalde Ángel Domínguez, que no tiene partido, negocia presentarse por los populares, y repetirán los candidatos de PSOE, PIL y CC.